Te llamaré Papá

Te llamaré papá de Can Ran. Ilustración de DaishuMa. Traducción de Ana Romeral. Editorial Siruela, 2020. 232 x 300 mm, 40 pp., 15,95 €, (+ 4 años).

Por José R. Cortés Criado.

“¡Me gustaría encontrar el nombre más bonito de todos! Incluso más bonito que “océano” y que “luna”. Hasta más bonito que “sol” y que “cielo”. ¡Ya lo tengo! ¡Te llamaré papá! Can Ran: Te llamaré papá.

Estamos ante un álbum ilustrado de gran carga emocional. Tiene algo de sueño irreal y de cuenta mágico. Los dos protagonistas se conocen en la soledad de un viaje, el adulto busca tesoros para guardar en su maleta de hierro y el niño aún no sabe qué guardará en su mochila.

Deciden caminar juntos y guardar las cosas importantes que encuentran en sus respectivos recipientes. Ambos caminan sin cesar, descansan cuando lo necesitan y comparten muchos momentos, unos buenos y otros no tan buenos, pero todo agradables y tiernos.

Todo marchaba bien hasta que cierta noche fueron asaltados por tres bandidos que primero cogieron la maleta del adulto y después la mochila del pequeño.

No encontraron nada que les interesase. Un espejito, dos bombillas, tres herraduras, cuatro monedas de latón y cinco canicas, que conservaba el mayor no les interesó a los bandidos; y lo guardado en la mochila del niño menos aún. Las palabras tesoro del pequeño no eran del gusto de los bandidos faltos de sensibilidad y cariño.

Pero lo más interesante estaba notado en una carta que guardaba en el fondo de la mochila y los bandidos no vieron. Cuando la leyó el adulto, las relaciones cambiaron y los lectores comprendimos la importancia del cariño entre las personas.

Este libro está dedicado a los padres y a los niños del mundo, a lo largo de las páginas vamos a saber cómo influyen las cosas del adulto en el pequeño y cómo este va aprendiendo incesantemente de los hechos del adulto, más que de sus palabras, y es que educamos sin querer con nuestra forma actuar y de comportarnos en la vida diaria.

Las ilustraciones tienen ese tono realista, junto a una parte onírica, que las hacen un perfecto complemento del texto. La sencillez y la laboriosidad de cada lámina dotan de mucha magia el libro. Si se hiciese una lectura de imágenes, seguro que los pequeños lectores disfrutarán tanto como con su lectura.

Muy buen libro para padres e hijos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: