‘Verbo’ de Carlos Peramo

Verbo

Verbo de Carlos Peramo. Editorial Bambú, Colección Jóvenes lectores, 2020. 145 x 210 mm, 104 pp., 8 €, (+ 10 años).

Por José R. Cortés Criado.

“Y lo más maravilloso es que todo, absolutamente todo, se hace visible y se puede transmitir con palabras. Por eso las palabras son tan importantes, porque aquello que no podemos nombrar no existe”. Carlos Peramo: Verbo.

Cierto día Maure decide cambiarse el nombre, desde ese momento se llamará Verbo. Este cambio surge cuando su abuela, maestra, le explica algunos conceptos gramaticales y comprende que su forma de ser es como ese elemento morfológico, él siempre está actuando, y como es el que lleva la voz cantante entre sus amigos diciendo qué hay que hacer en cada momento, pues su nuevo nombre le viene como anillo al dedo.

Y sus amigos, como no van a ser menos también se apuntan al cambio. El que siempre dice cómo son las cosas y les pone cualidades, pasa a llamarse Adjetivo, aunque él prefiere darle un toque especial a su nombre, así que se llamará AdG; y su otro amigo, el que siempre dice dónde y cómo hacer las cosas, pasará a llamarse Adverbio, pero como es muy largo lo apocopa en Adver.

Estos tres niños de once años están iniciándose en la vida y quieren hacerse mayores a toda prisa, no comprenden esos conceptos como ser menor de edad, disponer de autorización, tener un trabajo…para poder irse a vivir a un piso con sus amigos.

Ese es el sueño de Maure, hacer lo mismo que su hermana mayor de edad, que se independizó de la vivienda familiar y se fue a vivir con dos amigas, para conseguirlo piensa cómo alquilar una casa sin que lo vean, basta con que su hermana mayor se hiciese pasar por ellos a la hora de alquilar, para Maure es suficiente, aunque su hermana intente explicarle que eso es imposible.

Al final deciden construirse una casa, para ello consiguen la ayuda de la abuela y cuando pasan el primer fin de semana en lo podríamos llamar su nueva vivienda, los tres amigos comprenden que tienen que esperar hasta ver cumplidos sus sueños de abandonar el nido familiar.

Amena historia la de Carlos Peramo que nos habla de la importancia de crecer y hacerse mayor, y de las dificultades que todos hemos encontrado a lo largo de nuestras vidas para ver nuestro sueño hecho realidad.

Los tres amigos aprenden , en su afán por emanciparse, cómo es la vida de un menor de edad, las dificultades de emanciparse antes del tiempo marcado por ley, los problemas a los que hay que enfrentarse cuando se es mayor de edad, lo complicados que son los mayores con sus normas y lo fácil que sería la vida si dejasen a los niños hacer lo que quisiesen.

La novela se lee de un tirón, te hace pensar en la infancia perdida y sonríes leyendo la lógica con la que se des envuelve Maure, que ve pausible falsificar un contrato de alquiler, trabajar en una tienda o montar un negocio, es que al protagonista no lo detiene nadie en su afán por ser mayor.

Seguro que gusta a los jóvenes lectores ansiosos de que corra el tiempo para poder hacer y deshacer a su antojo lo que consideren mejor para sus vidas; y espero que sepan valorar los consejos de la abuela cuando les dice que deben acudir a la escuela para alimentar su cerebro, formarse y ser capaces de vivir con independencia de sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: