‘Cómo le quité a papá el miedo a los extranjeros’ de Rafik Schami y Olé Könnecke

Cómo le quité a papá el miedo a los extranjeros de Rafik Schami. Ilustraciones de Olé Könnecke. Editorial SM, Colección El barco de vapor, 2020. Tapa blanda, 64 pp., (+ 6 años).

Por José R. Cortes Criado.

“—No tengas miedo, estoy contigo —le susurré al oído y él asintió.

Rafik Schami: Cómo le quité a papá el miedo a los extranjeros

En este libro se han mutado los roles. En los libros infantiles estamos acostumbrados a encontrar a personajes adultos que enseñan a los pequeños a superar cualquier dificultad en su proceso de madurez, incluidos los miedos.

En este libro, la niña protagonista es la que ayuda a su padre a vencer sus miedos, de una forma muy simple, como ella nos cuenta. Es una niña muy lista, que detectó que su padre le apretaba demasiado la mano cuando caminaban por la calle y pasaban cerca de un hombre negro.

La solución vino rodada, cuando Banja, su amiga tanzana, la invitó a su casa por su cumpleaños. A la protagonista le preocupaban los miedos de su padre, y eso que era el más fuerte, el más listo….el más de todo, incluso el mejor mago del mundo, así que decidió aceptar la invitación y además de contarle a su amiga lo importante que era su padre, le dijo que le haría algunos juegos de magia en su fiesta de cumpleaños.

Cuando llegaron a casa de su amiga, la familia, que creían que el invitado era una importantísima personas, salió ataviada con los trajes coloristas de Tanzania y sus instrumentos musicales para recibirle. El terror hizo acto de presencia en el hombre blanco, pero las palabras tranquilizándolas de su hija le hicieron no perder la compostura.

Una vez superado el miedo inicial, la niña anunció que su padre hacía un número de magia genial. El padre se animó a demostrar sus habilidades y la fiesta continuó en paz y armonía. Miedo superado por el adulto.

Esta sencilla historia contada por la jovencita es una lección de como debemos abrir nuestra mente a nuevas culturas, a nuevas personas, que aunque sean diferentes a nosotros en su aspecto externo, creencias o costumbres, son personas con los mismos sentimientos que nosotros y que su amistad puede ser una forma de enriquecer nuestras vidas y no un impedimento para abrirnos a situaciones nuevas.

Muy buena la idea de Rafik Schami, que forman un todo compacto con las simpáticas ilustraciones de Olé Könnecke. Son de trazo simple, colores lisos y mucha expresividad, tanto por sus movimientos como por su colorido. Muy simpáticas los dibujos que nos muestran cómo ve la niña a su padre y más adelante cómo lo ven la familia de Banja.

Genial historia, imperecedera, que entretendrá a los pequeños lectores de forma agradable y los hará reflexionar sobre la convivencia con personas distintas en nuestra sociedad multicultural en la que nos desenvolvemos.

Este es de los libros que pueden leer los adultos sin ruborizarse.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: