No te pierdas el thriller ‘El diablo a todas horas’

El diablo a todas horas

 

Por Elena Fernández Rodríguez.

Si lo que buscas es una película fácil de digerir, rebosante de escenas cómicas y apta para toda la familia, desde luego no nos encontramos ante el mejor ejemplo. Sin embargo, la adaptación al cine de la novela de Donald Ray Pollock ni debe ni puede caer en saco roto. Gracias a Netflix una de las plataformas de streaming del momento y con el beneplácito del propio autor, el director y guionista Antonio Campos llevó a la pantalla una de las tramas más escalofriantes que Netflix ha añadido a su catálogo últimamente. A través de elementos góticos y una atmósfera misteriosa, nos trasladamos a un pequeño pueblo de Ohio llamado Knockemstiff.

El diablo a todas horas nos cuenta la historia de Arvin Russell, un joven que debe ser criado por su abuela tras quedarse huérfano. Ante la prematura muerte de su madre a manos del cáncer, su padre se suicida tras verse abrumado e incapaz de superarlo. Su infancia, siempre marcada por los abusos en el colegio y las tragedias familiares, lo convirtió en un chico duro, de pocos amigos y gran defensor de la escasa familia que le quedaba. A través de él se nos da a conocer una serie de personajes cuya complejidad desencadena un revuelo de fe, crueldad y redención. Una pareja de manipuladores, un ferviente pastor convertido en el asesino de su propia esposa, un policía corrupto y un nuevo predicador hedonista se mezclan en un cóctel aptó para explotar en cualquier momento.

Se trata de una película cuyo argumento nos traslada cuestiones muy controvertidas como la religión y la vorágine de violencia que esta puede desencadenar. Por lo tanto el tratamiento de dichos temas debe ser cuidadoso y meticuloso, pues hacerlo de otra manera podría convertir la trama en algo muy distinto de la trama original escrita por Pollock. Campos consigue entrelazar cada uno de los sucesos fundamentales de la historia en una telenovela gótica con tintes terroríficos. Si bien las críticas han sido de lo más dispares, muchas de ellas coinciden en que el director neoyorquino triunfa con la adaptación de El diablo a todas horas.

Dos de las principales objeciones de los espectadores son el ritmo y la duración de la cinta, puesto que puede resultar larga y pesada en ciertos momentos. Sin embargo, todos coinciden en que la elección del elenco es brillante y que la interpretación tanto del protagonista, Tom Holland, como del predicador, Robert Pattinson, la engrandecen. Todos aquellos que estén buscando escenas innovadoras que rompan todos los esquemas establecidos y que den pie a la reflexión pueden encontrar el filme en Netflix.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: