‘Mi mejor amiga y otras enemigas’ de Catherine Wilkins

Mi mejor amiga

Mi mejor amiga y otras enemigas de Catherine Wilkins. Editorial Edebé, 2020. 130 x 198 mm., 208 pp., 10,95 €, (+ 12 años)

Por José R. Cortés Criado.

“Decir que somos amigas no significa nada, lo que cuenta es cómo se comporta uno”.

Catherine Wilkins: Mi mejor amiga y otras enemigas

Jessica y Natalie son las mejores amigas del mundo. Han compartido muchísimos momentos especiales. Tiene recuerdos muy divertidos, hazañas inolvidables; eso lo sabe todo el mundo. Todos los compañeros del colegio dan por hecho que siempre será así, pero…

La llegada de una nueva compañera, Amelia, pone la relación en entre dicho. Desde que esa alumna llegó la relación entre las superamigas están cambiando. Los celos son malos consejeros y la envidia, la peor aliada.

Amelia es mezquina, quiere acaparar a Natalie para ella sola y alejarla de Jessica. Esta, cada vez, soporta menos las risitas y confidencias de las otras dos. Lo que más le duele es que Natalie le sigue el juego a Amelia y muestra bastante desapego por su antigua amiga.

Toda la obra se ocupa de este tema. Que si las dos nuevas amigas boicotean a Jessica, que si esta se siente muy mal aunque intente disimularlo, que si las primeras forman un club y excluyen a la otra, que si…

Lo más sorprendente es que Jessica, la más insegura, va cogiendo fuerza, se hace valiente, conoce a otras nuevas personas a las que antes no prestaba atención, porque siempre estaba con Natalie; y funda un grupo alternativo al de sus oponentes.

Las dudas a la hora de fundar el grupo, el nombre que le va a poner al mismo, las chapas identificativas de cada uno… todos estos asuntos se van conociendo poco a poco, pero lo más llamativo es la capacidad de dibujar de Jessica, que le abre nuevos campos de diversión y nuevas amistades.

Pasa a ser bastante popular, cuando sus amigas no podían ni sospecharlo, ella descubre sus nuevas capacidades y posibilidades de hacer más amigos y divertirse al margen de Natalie, pero cuando esta le propone hacer las paces, firman la paz enseguida.

Hasta Amelia deja de ser un poco impertinente, trata a Jessica con más consideración y queda claro que Jessica y Natalie son amigas desde siempre y lo seguirán siendo.

Un final feliz para una historia sin grandes trascendencia, que se ocupa de hechos cotidianos en niñas que se sienten marginadas cuando su mejor amiga establece lazos de amistad con otra persona y los problemas que lleva cualquier alumno que llega nuevo a un centro y desea ante todo tener amigos y no duda en hacer lo que sea con tal de destacar y conseguir ser aceptada como líder.

Además de las relaciones entre escolares, se reflejan las situaciones familiares, afectivas y económicas, o las envidias entre padres, que intentan que sus hijos queden mejor que otros y no les gusta cuando los suyos son ganan.

Un libro sin muchos problemas que se lee fácilmente y refleja situaciones corrientes en la convivencia entre adolescentes en un colegio.

Las peripecias de la protagonistas dotan de humor el texto, que da un mensaje positivo sobre las relaciones humanas y, demuestra, que la el ingenio es mejor arma que la venganza o el hecho de ridiculizar a los demás.

La protagonista está dotada de una voz interior dispersa y divertida en este mundo de las redes sociales, los problemas económicos familiares que sabe que con tesón puede llegar donde quiera y con la ayuda de su capacidad para dibujar cómics.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: