‘Como te lo cuento’ de Georgie Adams y Magda Brol

Como te lo cuento

Como te lo cuento de Georgie Adams. Ilustraciones de Magda Brol. Editorial SM, 2020. 128 pp, 15,95 €. (+ 6 años).

Por José R. Cortés Criado.

 

Simpático libro compuesto de una serie de relatos en prosa y en verso, que nos presentan tres simpáticos protagonistas: la gata Torcuata, el dinosaurio Marcelino y el oso Sinforoso. Son tres amigos que se reúnen cada tarde bajo el Árbol de las Historias para leer las aventuras que encuentran en sus ramas.

Todo marchaba bien hasta que una noche, una tormenta arrancó todos los cuentos del árbol y se los llevó muy lejos, con lo cual los tres amigos tuvieron un gran problema, así que no cortos ni perezosos decidieron ir a rescatarlos, allí donde estuvieran.

Comienza con su recorrido por el bosque mágico, siguieron por sobre el arcoíris, incluso llegaron a donde acaba, y pasaron por el valle escondido, por una cueva, por la huerta, por la granja, incluso por el mar adentro.

Y cada vez que recuperan un cuento, nos lo cuentan, y así los lectores van conociendo todas las historias que el árbol sostenía. Los relatos son cortos, largos y medianos y, entre ellos, se mezclan poemas.

La autora avisa a los lectores, con una ramita diferente cada vez que empieza un relato, de su longitud o si se trata de unos versos, para que los lectores estén prevenidos.

Cuando recorren el bosque mágico se van a enfrentar a abejas zumbonas, a un sombrero volandero, a una bruja, al bus cuarenta y nueve y a algunos episodios más,

Sobre el arcoíris van a encontrar su tesoro, van a tener unas vacaciones memorables, recogerán huevos de campo y se tropezarán con chinches saltarinas.

Cuando se adentren en el mar se las verán con piratas roqueros, de rock, no de rocas; con conchas, caracoleas, un supersubmarino y hasta con una gata a la que le picaban las patas.

Y en el valle escondido verán un fantasma, burbujas espaciales especiales, muchos bichos en un laberinto, una alfombra voladora y hasta dinosaurios bailones.

Todas las historias son agradables de leer; los lectores se divertirán cuando descubran qué le ocurre a la gata cuando le pican las patas, por qué los dinosaurios no querían bailar, cómo logran viajar sobre una alfombra, conocerán a una bruja que tiene descontentos a muchos habitantes del bosque y hasta sabrán cómo se adopta un burro.

Los versos tienen su gracejo, ya sea describiendo a todos los personajes que aparecen en la escena, dibujada a doble página, del relato el bus cuarenta y nueve; o contaremos hacia atrás desde diez mientras descubrimos los huevos depositados por las gallinas en diferentes espacios; y conoceremos a unos bichos en un laberinto subterráneo a base de palabras rimadas.

Curioso libro, con historias para todos los días, que puede ser leído poco a poco, por los primeros lectores, bien a la hora de dormir o en un rato de descanso. Todo es posible en este país de los cuentos.

El texto de Georgie Adams, se amplifica gracias a las ilustraciones de Magda Brol, que nos llevan a esos escenarios fantásticos, ya sea bajo el mar, en un barco pirata, en una granja o preparando una pócima mágica.

Con trazo firme vemos personajes y paisajes cargados de color; en ellos tan pronto se aprecian los trazos del color, como la finura del carboncillo para perfilar las caras expresivas de los protagonistas.

Bonito libro, de pasta dura y cuidada presentación que te atrapa nada más abrirlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: