Todo lo que debes saber si te cambias de casa

Cambiar de vivienda
Young smiling couple holding their new house keys, real estate and relocation concept

 

Si estás pensando en cambiarte de casa, seguro que estás muy ilusionado con el futuro, pero también debes tener en cuenta todos los cambios que esta decisión puede suponer. Por ejemplo, hay que tener cuidado con el estado del nuevo inmueble si se trata de una casa de segunda mano.

Es importante, además, que conozcas todos los gastos a los que vas a tener que enfrentarte como el pago de la hipoteca, la cuota de la comunidad de vecinos, el seguro del hogar o el importe del IBI, que suele cambiar según la localidad y la zona. Por ejemplo, la Hipoteca Finance es una buena opción para los que quieren cambiar de vivienda

Consejos a la hora de cambiar de casa

Cambiar de casa es una decisión importante y hay que estar atentos a todos esos aspectos que no lo parecen pero que se pueden convertir en fundamentales. Aspectos como el estado del inmueble, la situación jurídica, la comunidad de vecinos o la eficiencia energética se pueden convertir en una pesadilla en un futuro. Incluso hay que fijarse si en la zona hay servicios como un centro de salud, colegios o supermercados.

El estado del inmueble

Si vas a cambiarte a una vivienda de nueva construcción, seguro que la casa estará bien y habitable según te den las llaves. Pero si se trata de una casa de segunda mano, te puedes encontrar con algunas sorpresas. Está claro que la vivienda necesitará por lo menos una pequeña reforma y una mano de pintura, pero es importante que te fijes en aspectos como la instalación eléctrica, las estructuras, el tejado o las cañerías. Si no tienes conocimientos técnicos sobre estos temas siempre puedes llevar a un profesional para que lo mire y te diga lo que te puede suponer.

Situación jurídica de la vivienda

Una vez que has comprobado que te interesa comprar la vivienda asumiendo las reformas que vas a tener que realizar, es fundamental saber si las escrituras de nuestra vivienda tienen alguna irregularidad. El primer paso es comprobar si la vivienda está en el registro y si la persona que nos la vende es el propietario o el representante legal debidamente acreditado. También debes averiguar si el propietario tiene deudas con la comunidad de vecinos o con el IBI.

Eficiencia energética

También es importante saber cuál es la eficiencia de la vivienda ya que la nueva normativa obliga a la etiquetación de cualquier vivienda en venta o alquiler. Si la eficiencia energética no es la adecuada se puede modificar sellando ranuras, cambiando ventanas o renovando la calefacción. Tienes que presupuestar también cuanto va a suponer este gasto.

La comunidad de vecinos

Por último, es también importante saber cuánto supone la cuota de la comunidad y si en la actualidad hay alguna derrama, vecinos morosos o algún problema grave. Si la vivienda que vas a comprar es unifamiliar también puede existir una comunidad de propietarios de la urbanización o algo por el estilo.

Comprobar todos estos aspectos puede ser fundamental para conocer el verdadero estado de la vivienda y te puede evitar más de un dolor de cabeza el futuro. No te olvides de sumar todos los gastos e incluir todo lo que te va a costar en el precio final de tu cambio de vivienda.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: