La importancia de los cuadros en un hogar

Cuadrod

Las paredes de nuestro hogar pueden ser una fuente de bienestar para toda la familia. Los cuadros que colgamos en nuestras paredes o los colores de la pintura nos pueden hacer sentir cómodo en nuestro hogar. Sin embargo, si nos gusta el tono con el que está pintada una habitación o nos desagrada algún cuadro nos sentiremos a disgusto.

Los arquitectos y diseñadores se dieron cuenta hace año se la relación de los individuos con el entorno si se quiere crear espacios y ambientes. Esta relación forma parte de la llamada psicología ambiental que establece una relación entre la conducta de la persona y el medio ambiente.

Adquirir cuadros que se correspondan con nuestro estilo y preferencias es fundamental para sentirnos cómodos en nuestro hogar. Por ejemplo, en esta tienda de cuadros online  se pueden encontrar todo tipo de cuadros perfectos para nuestra casa. Un cuadro inspirador puede iluminar el salón de nuestra casa.

La iluminación y el espacio

Los profesionales del diseño de interiores siempre intentan crear espacios en los que las personas que viven en la casa se sientan cómodos. La tendencia actual es buscar espacios cómodos y bien iluminados que transmitan paz y tranquilidad. Los espacios muy pequeños y mal iluminados suelen afectar al estado de ánimo de las personas que viven en ellos.

Por eso, el diseño interior de un hogar debe intentar aprovechar al máximo el espacio y también la luz. Los colores de las paredes, los suelos e incluso los muebles, también pueden ayudar a crear esa sensación de amplitud y tranquilidad en nuestra vivienda. Y si queremos inspirar nuestra creatividad e imaginación nada mejor que buscar colores como el rojo, el verde o el amarillo para la decoración de nuestra casa.

La fuerza del color

También hay que tener en cuenta otros factores como los colores que se utilizan para decorar las habitaciones. Tonos como el amarillo se relaciona con la alegría y la serenidad, el azul con la melancolía y la tranquilidad, el verde con la ilusión y el rojo con la atracción y la vitalidad.

No solo los colores de las paredes sino también las de los electrodomésticos, los muebles o las alfombras. Incluso puede influir en nuestro ánimo las texturas de las tapicerías de los muebles, las colchas, las cortinas o los cojines. La decoración de nuestra casa es importante para el estado de ánimo de toda la familia.

Hay que tener en cuenta que los colores favoritos para la decoración del hogar son el blanco, el negro, el rojo, el verde, el amarillo y el azul. Sin embargo, no se suelen utilizar, salvo que les guste mucho a sus moradores, colores como el naranja, el rosa, el violeta, el marrón o el gris. El blanco siempre da sensación de amplitud y limpieza y los decoradores suelen preferirlos para las casas pequeñas.

Colores como el negro o el rojo es mejor combinarlos con el blanco u otros tonos porque puede sobrecargar el ambiente. Los colores de nuestro hogar nos proporcionan una sensación de bienestar, orden y equilibro estético.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: