‘Las valientes amazonas’ de Ricardo Gómez y Rebeca Luciani

Las valientes amazonas

Las valientes amazonas de Ricardo Gómez. Ilustraciones de Rebeca Luciani. Editorial Edelvives, 2020. 222 x 222 mm., 40 pp.,9,40 €,  (+ 8 años).

Por José R. Cortés Criado.

“Existieron culturas donde hombres y mujeres tenían iguales derechos y obligaciones, incluyendo el sí a la guerra.” Ricardo Gómez: Las valientes amazonas.

Ricardo Gómez vuelve con otro título, el número nueve de la colección Mitos Clásicos, esta vez dedicado a las amazonas, esas mueres que cabalgaban a caballo y luchaban como los hombres

Mucho se ha escrito sobre ellas y en esta ocasión el escritor parte de las leyendas griegas para explicarnos quiénes son esas mujeres tan singulares.

En un principio se creyó que los griegos crearon esta leyenda para presentar a esas guerreras como ejemplo de lo que no debe ser una mujer. En Grecia se querían mujeres encargadas del hogar y de los niños.

Las amazonas representaban un prototipo de mujer que daban miedo y respeto, puesto que se vestían como los hombres y guerreaban a caballo. Una de las historias que se cuenta es la que hizo que Hércules viajase hasta el territorio d ellas amazonas para poder cumplir el noveno de los diez trabajos que hubo de realizar por ofender a la diosa Hera.

Lejos de luchar a muerte contra ellas, los griegos, Hércules a la cabeza, disfrutaron de una buena acogida. La reina Hipólita, Caballo Libre, se enamoró de Hércules y él regaló su cinturón para que pudiese cumplir el encargo de la diosa Hera.

Pero no todo acabó bien. La maldad de la diosa, que no quería que Hércules saliese vencedor, hizo que la despedida fuese trágica. Murió la reina amazona, Teseo, que llegaría a ser rey de Grecia raptó a Antíope, hermana de aquella, tuvo un hijo con ella, Hipólito, y la guerra con las amazonas continuaba…

Hubo enfrentamiento constantes entre amazonas y griegos, incluso al final de la guerra de Troya, cuando Aquiles mató Héctor, el rey Príamo de Troya, pidió ayuda a las amazonas, que aunque no eran muy numerosas, su fama y valor atemorizó a los guerreros griegos y, aunque Aquiles venció a la reina Pentesilea, se dice que lloró al ver su rostro tras matarla.

Además de estos recuerdos de una leyenda que forma parte de nuestro acervo cultural, al final del libro se añaden cuatro columnas informativas, una sobre lo que nos enseña la Arqueología, otra sobre el significado de los nombres de las amazonas, sobre el origen del nombre Del Río Amazonas y responde a la pregunta sobre si las amazonas fueron una realidad o una fantasía.

De esta información destacó el nombre del río Amazonas. Cuando Francisco de Orellana llegó en 1542 a lo que hoy es Brasil, se enfrentó a una población en la que hombres y mujeres combatían por igual en las inmediaciones de una gran río que se llamaba Paranaguazú o Gran Pariente del Mar, pero el conquistador le puso Amazonas en recuerdo de esas mujeres que luchaban a caballo al este de Grecia.

Interesante libro que acerca los mitos grecorromanos a los pequeños lectores, de forma sencilla y entretenida.

El texto está acompañado de ilustraciones de Rebeca Luciani, que reflejan de forma realista los personajes presentes en el relato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: