‘Necesidad y bendición’ de Marta G. Tudela.

Excelencia Literaria

Necesidad y bendición de Marta G. Tudela. Ganadora de la XIII edición www.excelencialiteraria.com

Se acaban las vacaciones, terminan las siestas largas, los desayunos tardíos, vivir sin horarios. La causa: empezamos a trabajar. Con independencia de dónde desarrollemos nuestra profesión, las rutinas se transforman; pasamos del modo descanso al modo laboral de pleno rendimiento.

Los comienzos son más o menos llevaderos, según la personalidad de cada cual, según la certeza de que hay personas con mayor facilidad para según qué cosas, desde pintar cuadros a resolver problemas matemáticos. Eso sí, empezar siempre requiere algo de esfuerzo para todos.

Desde Adán y Eva el trabajo es una constante, sinónimo de esfuerzo y tenacidad. Así lo reflejan refranes populares como <<A quien madruga, Dios le ayuda>>. Sin embargo, a veces reflejamos como un tormento aquello que nos permite vivir y servir a los demás, una pesadumbre de la que solo nos zafamos dos días por semana, durante las vacaciones y en contadas festividades. No en vano, a lo largo de los siglos el trabajo ha sido causa preocupaciones y dolores, así como el único medio de sustento para todos.

Más allá de la visión retorcida de que el trabajo es un castigo divino que merecieron nuestros primeros padres, deberíamos reconocer que se trata de una bendición, pues sin él no tendríamos ocupación con la que desarrollar nuestras cualidades ni un medio para asegurar el mantenimiento de los nuestros y de atender a las necesidades del resto de la sociedad, lo que no quiere decir que desear la llegada del viernes después de cinco intensas jornadas en la oficina o en la Universidad sea una actitud desconsiderada, pues el descanso es igualmente importante, fundamental para que podamos rendir.

Vivir para trabajar o trabajar para vivir es el binomio indisoluble, en el que no hay una parte buena y otra mala, sino dos realidades que se necesitan como el día y la noche.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: