‘Cuentos por teléfono’ de  Gianni Rodari y Emilio Urberuaga.

Cuentos por teléfono
Cuentos por teléfono

Cuentos por teléfono de  Gianni Rodari. Ilustraciones de Emilio Urberuaga. Editorial Juventud, 2020. 175 x 235 mm, 240 pp.,17,50 €, (+ 7 años).

Por José R. Cortés Criado.

Me han dicho que cuando el señor Bianchi telefoneaba a Verese [su hija], las señoritas de la telefónica suspendían todas las llamadas para escuhar sus cuentos. ¡Claro! Algunos son tan bonitos…

Gianni Rodari: Cuentos por teléfono.

La editorial Juventud ha lanzado una edición especial de este volumen para conmemorar el centenario del nacimiento de Gianni Rodari, el cuadragésimo de su fallecimiento y el quincuagésimo de la obtención del Premio Hans Christian Andersen. El valor de la obra radica en su vigencia y actualidad que no decae desde su publicación en 1993.

El título hace referencia a la necesidad que tiene una niñita de escuchar un cuento de boca de su padre para poder dormir. El señor se gana la vida como viajante de comercio y pasa seis días de la semana fuera de casa, por lo que debe llamar todas las noches a su hija para que pueda conciliar el sueño.

Unos días tendrá muchas ganas de hablar y contará muchas cosas; otras, estará cansado y será breve, pero cada noche su hijita oirá un relato que le facilitará el sueño en medio de seres imaginarios, lugares increíbles o sucesos imposibles, Cada relato llevará consigo un mensaje de alegría, crítica o reflexión, todo ello narrado de forma muy amena.

Rodari utiliza el humor y la ironía para criticar aspectos de la sociedad que no le gusta, así podremos leer en el cuento titulado «El edificio que había que romper» como la mejor solución para que los niños se volviesen delicados y no destrozaran nada consistió en darles un edificio para que lo destrozasen; al final, hasta los adultos colaboraron en tan peculiar derribo.

También habrá quien crea que puede comprar una ciudad, como le ocurre al personaje de «¿Quién quiere comprar la ciudad de Estocolmo?»; o sabrá cómo se puso de moda tocar la nariz del rey en lugar de haberle una reverencia en «A tocar la nariz del Rey»; o la nueva tabla de multiplicar en «Vamos a inventar números»: «tres por uno, concierto gatuno / tres por seis, no me toquéis / tres por dos, peras con arroz…»

El libro se cierra con un relato titulado «Historia universal», que nos recuerda que al principio la Tierra estaba llena de fallos: no había puentes, ni caminos, ni sillas, ni botas, ni balones, ni macarrones… pero que el esfuerzo del ser humano remedió muchos fallos. Finaliza el texto con un mensaje de ánimo y mejora: «Pero todavía quedan muchos por corregir: ¡arremangaos, que hay trabajo para todos!»

Cuentos por teléfono está ilustrado por Emilio Urberuaga, que recibió el Premio Nacional de Ilustración en 2011 y es muy conocido por los jóvenes lectores, con un estilo tan peculiar que haces fácilmente reconocible a sus personajes. Sin duda un plus a la calidad de los textos del pedagogo italiano que revolucionó la forma de enseñar.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: