‘La versión de Eric’ de Nando López

La versión de Eric
La versión de Eric

La versión de Eric de Nando López. Editorial SM, 2020. 240 pp., 11,95 € (+ 14 años)

Por José R. Cortés Criado.

«A mí ya no me podéis cambiar. Yo he nacido poeta y artista como el que nace cojo, como el que nace ciego, como el que nace guapo. Dejadme las alas en su sitio, que yo os respondo que volaré bien.»

Carta de Federico García Lorca a su padre.

Trepidante novela que te impacta desde el primer capítulo. Un joven llega a una comisaría dispuesto a declarar que ha cometido un asesinato. Desde ese momento el relato sigue su curso con incursiones en el pasado íntimo del protagonista, Eric, que tuvo antes otro nombre con el que no se identifica en absoluto, Alicia; desde muy jovencita descubrió que ese nombre no la representaba, no era ella, porque se sentía él.

Desde la primera página el joven Eric quiere llevar las riendas de la situación. Se ha dirigido a la comisaría a exponer lo que sucedió. Antes de marcharse del lugar del suceso llamó a una ambulancia a para que acudiesen a socorrer al joven herido.

Nada tiene claro, salvo declararse culpable. La noche en comisaría será eterna y servirá para una catarsis con sus pasado. Vuelve una y otra vez a su identidad sexual, a sus problemas escolares, a las incomprensiones de muchas personas y, sobre todo, al rechazo que le manifiesta su padre.

Aspectos trascendentales de su vida pasan ante el lector, que poco a poco va encajando las piezas sueltas que el protagonista nos va ofreciendo paso a paso para que terminemos de conocer a Eric y saber por qué actuó de esa manera aquella noche en aquel lugar apartado.

El protagonista tiene veinte años, es actor de fama en una serie juvenil, quiere exponer todo con claridad pero sabe que para ello debe retroceder en el tiempo y aclarar su vida. Explicar que a los ocho años supo cuál era su identidad, a los nueve su padre se marchó de casa, una gran ausencia nunca cubierta por nadie; sus pesadillas, sus ingresos, su desesperación, su amistad con Tania, el apoyo incondicional de su abuelo y el de su madre…

Este thriller intimista nos lleva a esclarecer unos crímenes y a hacernos comprender por qué el protagonista llegó a tal situación. Su angustia se contagia al lector que se siente partícipe de sus confesiones y deja claro que la identidad no se elige y que nadie tiene derecho a cuestionarla ni a ponerla en tela de juicio.

Las inseguridades del protagonista, sus intimidades, su alta capacidad intelectual, su necesidad de sentirse querido, su afán por ser quien es, su valor como artista y su capacidad de reacción ante la sociedad hacen de Eric un personajes que trasciende la etiqueta de trans o miembro del colectivo LGTBI para mostrarnos un joven que recuerda su infancia y adolescencia como una época de grandes cambios en su personalidad.

Quizás este hecho haga que muchos lectores se sientan identificados con él sin ser miembro del colectivo LGTBI, solo porque comparten experiencias pasadas en el transcurso de su evolución personal, ya sea en el ambiente familiar, escolar o social..

Como dice su autor, es una obra muy personal, que se ocupa de presentarnos la riqueza de matices que existen en nuestra sociedad y, sobre todo, que historias como esta pueden ayudar a acabar con la transfobia y abrir una puerta a jóvenes que deseen identificarse con algún personaje que le ayude a clarificar su identidad.

Seguro que la obtención del Premio Gran Angular 2020 hará que este libro tenga una gran difusión y como dice Nando López: “Quiero que el libro llegue a las familias y que lo compartan, que debatan, que hablen. Y quiero que muchos adolescentes se atrevan a hablar con sus padres de verdad, porque la literatura puede ser un incentivo para que tomen la palabra”.

Me ha gustado mucho la novela. El primer capítulo me dejó perplejo y con muchas ganas de avanzar para saber qué atormentaba al protagonista, luego lo leí de un tirón durante una tarde. Creo que gustará a los jóvenes lectores, algunos se verán reflejados en la trama, otros reflexionarán sobre el tema y sus relaciones humanas. Seguro que no deja indiferente a nadie.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: