Los secretos mejor guardados de Tom Holland, el actor del momento

Spiderman
Spiderman

 

Tom Holland no ha llegado a la escena de Hollywood, sino que ha irrumpido en ella como un meteorito especialmente carismático. Desde su asombrosa interpretación de Umbrella de Rihanna como parte de la batalla del programa The Tonight Show, hasta su interpretación sana y sincera como Peter Parker, ha tomado al universo
cinematográfico de Marvel y al mundo por sorpresa. Pero a pesar de la velocidad y la chispa de su ascenso a la cima, todavía hay muchas cosas que no sabemos sobre el actor que ha protagonizado grandes éxitos a su edad.

Marvel es una de las marcas más reconocidas a nivel mundial, ofreciendo todo tipo de productos y merchandising a sus seguidores. Los seguidores pueden adquirir todo tipo de productos o disfrutar del entretenimiento que ofrece. Desde pijamas o tazas a tragamonedas gratis que se pueden disfrutar en varias páginas web de Internet. Un
producto brillante que ha encontrado en Holland una cara joven que atrae a todo tipo de audiencia, principalmente por su inesperado desparpajo y carisma.

Resulta que Holland, con tan solo 24 años, es mucho más que el chico alegre que interpreta, y que sus ambiciones probablemente lo lleven más allá del reino de los sentidos arácnidos. Por ello, hemos recopilado algunos de los aspectos más inverosímiles, más resonantes y menos conocidos del hombre detrás de las telarañas.

Desafíos constantes desde muy pequeño

Holland lleva bailando desde que estaba en pañales, lo que le llevó a apuntarse a una clase de baile semanal para niños. Se aficionó de inmediato y se lanzó a por todo, desde el ballet hasta el hip-hop, con una intensidad increíble. Aunque este fue el primer paso en el camino para convertirse en Spiderman, también fue algo que los matones del patio de la escuela no tardaron en aprovechar. Fueron momentos difíciles para él ya que varios compañeros se metían con él, algo que le ha ayudado a forjar el carácter que tiene a día de hoy.

Es esta búsqueda incesante de su pasión se presentó a la audición para el papel protagonista en la producción del West End de Billy Elliot, lo que le hizo dar volteretas en sus cintas de audición para Marvel y, en última instancia, le dio experiencia en ser un desvalido dedicado a superar sus limitaciones, algo que ahora acredita como una
inspiración clave en su interpretación de Peter Parker.

No lo adivinarías por su presencia en Internet, un rápido vistazo a su Instagram revela una excitante reverencia por absolutamente todas las experiencias novedosas que le ha traído la fama, pero Tom no es el primer Holland famoso, ni el único que ha trabajado como profesional creativo. Su padre, Dominic, es cómico, locutor y autor, y su madre,
Nicola Elizabeth, es fotógrafa. A pesar de su temprana exposición a la actuación y su formar parte de una clase de baile semanal, el ascenso de Tom ha sido descrito por su padre como una casualidad.

Cuando el agente de Tom le propuso hacer una cinta de audición para Marvel, la familia se mostró rotundamente escéptica. Sin embargo, ahora que lo imposible ha sucedido, la familia Holland atribuye a esta improbable trayectoria el origen del carácter realista de Tom. Teniendo en cuenta lo mucho que se burlan de él sus hermanos, junto con la
publicación por parte de Dominic de un libro titulado Cómo Tom Holland eclipsó a su padre, es probable que su carácter esté ya acostumbrado a todo esto.

Organizado y responsable durante toda su vida

Ya has podido comprobar que Holland es un tipo que no se cierra puertas. Parece que no hay obra artística que no esté dispuesto a protagonizar. Holland tiene muy claro lo que quiere hacer y ya se ha puesto varios objetivos alcanzables para su vida.

El objetivo a 20 años es ser director de cine y en 15 años ganar un Oscar. Sin embargo, a corto plazo su único objetivo es seguir disfrutando con su trabajo. Sus modelos a seguir, Leonardo di Caprio, Jake Gyllenhaal y Meryl Streep, ofrecen una gran perspectiva de los retos que le gustaría asumir. Una cosa destaca por encima de todo:
quiere ser grande, está dispuesto a trabajar por ello y tiene un plan sobre cómo va a lograrlo.

Holland sabe lo que hay que hacer para permanecer en el mundo del espectáculo, y está ansioso por demostrar que puede hacerlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: