‘Sito Kesito y su robot gigantesco contra los nauseabundos nocturninos de Nepturno’ de Dav Pilkey

Sito Kesito y su robot gigantesco contra los nauseabundos nocturninos de Nepturno de Dav Pilkey
Sito Kesito y su robot gigantesco contra los nauseabundos nocturninos de Nepturno

Sito Kesito y su robot gigantesco contra los nauseabundos nocturninos de Nepturno de Dav Pilkey. Ilustraciones de Dan Santat, Editorial SM, 2021. Cartoné, 120 pp., 12,50 €, (+ 7 años).

Por José R. Cortés Criado.

“¡Gracias por salvaros unos a otros! […] ¡Gracias por trabajar en equipo! […] No hay de qué. Dav Pilkey: Sito Kesito y su robot gigantesco contra los nauseabundos nocturninos de Nepturno

 

Sito Kesito es un ratón muy despierto que vive feliz y contento con su gigantesco robot y cuando no tiene nada que hacer, se aburre, así que cierto día como los padres lo dejaron en casa con su robot le aconsejaron que no hiciese tonterías ni molestase. Su papá le propuso construir un fuerte, para eso él y su robot decidieron recoger materiales de desecho.

Derribaron, con autorización del alcalde, un edifico en ruinas y así consiguieron todo lo necesario para su obra. Lo malo es el ruido que provocaron, tanto que su vecino estaba desesperado.

También supieron de su obra unos gusanos inteligentes habitantes de Neptuno, que ni cortos ni perezosos construyeron un túnel que unió su planeta con el nuestro; así comenzaron una invasión extraterrestre de aúpa.

Sito tenía problemas, su robot estaba sepultado bajo los escombros, su prima Lucy y sus mascotas hacían lo que podían, hasta que consiguieron liberar al gigante y todo cambió.

Sito Kesito, su robot, su prima y sus mascotas echaron de la Tierra a esos gusanos que querían adueñarse de nuestro planeta; menos mal que trabajaron unidos y bien, y consiguieron liberarnos de ese problema.

La hilarante trama no deja de asombrarnos y se complementa con unos dibujos muy llamativos que ocupan gran espacio junto al texto. Hay capítulos que son cómics. También hay páginas que nos sirve de fliporama, hay que agitarlas con rapidez para que parezcan que tiene movimiento; así se visualizan algunas escenas de batallas entre terrestres y nocturninos.

Esta disparata historia gustará a los amantes de las aventuras capaces de desarrollar una gran imaginación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: