Novedad Junio: ‘El gato que venía del cielo’ de Takashi Hiraide

portada-gato-veni-cielo

«El olmo era un árbol muy anciano. Es probable que estuviera catalogado entre los ejemplares centenarios protegidos por el municipio. Cuando construyeron la casa a la que daba sombra, debieron de dibujar los planos de manera que lo rodease sin llegar
a afectarlo.
Las ramas crecían a su antojo, guiadas únicamente por su propio capricho. Su sombra se extendía hacia la parte oriental del jardín, hasta casi rozar el pabellón levantado al noreste. Hasta allí prodigaban su exuberancia, y la infinita hojarasca de finales de
otoño tenía el efecto de arrancar suspiros a la anciana propietaria.»

El gato que venía del cielo, es la primera novela de Takashi Hiraide , galardonada con el Premio Kiyama Shohei, narra su experiencia autobiográfica de un fin de época que supuso un cambio radical en el devenir histórico de Japón. Ha sido traducida con gran éxito al francés y al inglés.

Una casa y un jardín tocados con la gracia de una belleza de otro tiempo. Una pareja que se refugia en su nueva vida lejos de la agitación de Tokio. Un gato enigmático que entra de improviso en su cocina y decide adoptarles como dueños, convirtiéndose en el centro de una intriga sutil. El gato que venía del cielo refleja la belleza no siempre evidente de la vida cotidiana en Japón, con su ritmo pausado y la presencia de la naturaleza que determina el estado de ánimo. Con precisión y lirismo, Hiraide contrasta el tumulto de un cambio de era y los valores inmutables de una sensibilidad ancestral.

Takashi Hiraide nació en la localidad de Moji, Kitakyushu, en 1950. Ha publicado numerosos libros de poesía, ensayos sobre literatura y sobre otra de sus pasiones: el béisbol. Después de trabajar durante nueve años como redactor para una editorial de Tokio, decidió consagrarse a la escritura. Es profesor de Ciencia del Arte y Poética en la universidad de Tama, en Tokio, donde también es miembro fundador del Instituto de Antropología del Arte.

Entre sus obras se cuentan una biografía del poeta Irako Seihaku (1877-1946), un libro de viajes que rastrea los pasos de Kafka, Celan y Walter Benjamin en Berlín, una compilación de cartas inclasificable titulada Postales para Donald Evans, y varios libros de crítica literaria como El futuro del naufragio (1982), En la punta de ataque (1985), Recelo de luz, (1992) y Calle de múltiples direcciones (2004).

© Takashi Mochizuki
© Takashi Mochizuki

Takashi Hiraide asegura que su vida como poeta comenzó en 1964 (a los catorce años), cuando escribió un homenaje en tono elegíaco a sus dos matemáticos favoritos, János Bolyai y Nikolai Lobachevsky, con el que su profesor quedó deslumbrado. Doce años más tarde, en 1976, la publicación de su primer y único libro de poesía en verso libre,La posada, cosechó muy buenas críticas. Hiraide se convirtió en el representante de una nueva generación de poetas japoneses nacidos después de la guerra. Tras ese primer éxito, el poemario Para el espíritu luchador de las nueces, donde mezcla narrativa, autobiografía, experimentación, imágenes hiperrealistas y subversiones lingüísticas, marcó un crucial, aunque incipiente, giro en su carrera literaria, al
contener ya muchas de las semillas de su poética.

En la estela de la prosa poética japonesa en la que se encuentran también autores como Minoru Yoshioka (1919-1990) o Sakutaro
Hagiwara (1886-1942), Hiraide se ha convertido en uno de los más respetados y admirados poetas contemporáneos de Japón.
En el año 2000, tras la muerte de su padre, publicó un libro de tankas (el poema tradicional japonés compuestos por cinco versos de 5-7-5-7-7 sílabas), Ciento once tankas para llorar a mi padre, que recibió una acogida entusiasta. En un país como Japón, donde las comunidades de poetas contemporáneos y tradicionales están claramente divididas, Hiraide es uno de los pocos autores que ha logrado atravesar esa conflictiva frontera.

 

El gato que venía del cielo de Takashi Hiraide. Alfaguara, 2014.  Rústica, 160 pp., 16,50 €.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: