Homenaje al poeta mexicano Octavio Paz en la Biblioteca Nacional

octavio-paz

La Biblioteca Nacional de España ofrecerá, el próximo martes, 18 de noviembre, a las siete de la tarde, un homenaje al poeta mexicano Octavio Paz (Ciudad de México, 1914- 1998), con motivo del centenario de su nacimiento. En el acto, La obra y figura de Octavio Paz en la prensa española, participarán el académico Luis María Anson y el periodista Tulio Demicheli.

El encuentro se centrará en la recepción de la obra y figura de Paz en los medios españoles, que tuvieron una influencia decisiva en la difusión en España de la obra del autor azteca.

En los años que estuvo al frente del diario ABC, Luis María Ansón dio especial relieve a la obra y a los reconocimientos internacionales y nacionales que se le otorgaron a Paz, ofreciendo un amplísimo despliegue en las páginas y en los suplementos del periódico a sus múltiples facetas artísticas e intelectuales.

En el caso de Demicheli, fue redactor jefe de la revista Vuelta, a las órdenes de  Paz, entre 1981 y 1986.

Dadas las difíciles circunstancias por las que atraviesa la prensa escrita, este coloquio incidirá también en la necesaria y decisiva función que cumplen los medios en la continuidad de las manifestaciones culturales.

Experimentación e inconformismo son dos de las palabras que mejor definen la labor poética del homenajeado. Con todo, es un poeta difícil de encasillar. Ninguna de las etiquetas adjudicadas por los críticos encaja con su poesía: poeta neomodernista en sus comienzos, más tarde existencial, y, en ocasiones, con tintes de surrealismo. Ninguna etiqueta le cuadra y ninguna le sobra, aunque él mismo reconoció que en su formación fueron «fundamentales los surrealistas, con quienes hice amistad en el año 46 o 47, que en esa época estaban más cerca de los libertarios».

En realidad, se trata de un escritor que no echó raíces en ningún movimiento, porque siempre estuvo alerta ante los cambios que se iban produciendo en el campo de la poesía, y  experimentando, de modo que su obra, como toda poesía profunda, acabó por convertirse en una manifestación muy personal y original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: