Reseña LIJ: ¡El bogavante cumple 100 años! de Martina Badstuber

bogavante¡El bogavante cumple 100 años! de Martina Badstuber. Editorial Juventud, 2015. Colección Conocer y Comprender (Descubriendo la Naturaleza). Cartoné, 24,5 x 23 cm., 36 pp., 14 euros.

Por José R. Cortés Criado.

.

La alemana Martina Badstuber escribe e ilustra este libro curioso para los jóvenes lectores sobre la longevidad de ciertos animales.

Gracias a los datos que aporta el lector va a saber que a pesar de que las tortugas viven unos diez años hubo una gigante que vivió 176 en un Zoo de Australia, que el elefante más viejo conocido vivió 86 años, que el bogavante puede vivir cien años, los córvidos entre quince y veinte, que las moscas tiene entre uno y cuatro días de vida, y que las ocas son sacrificadas en su primer año de vida para comer su carne tierna y aprovechar sus plumas para edredones, aunque una famosa ponedora vivió 37 años y empolló 350 ansarones y así sigue con los topos, las ballenas, los sapos, los monos, las lombrices de tierra, los corales y las hormigas.

A lo largo de las páginas los lectores irán aprendiendo ciertas curiosidades de estos animales además de la duración de su ciclo vital; su lectura favorecerá el conocimiento sobre la fauna y el amor por la naturaleza.

Por ejemplo saber qué cosas puede hacer un elefante con su trompa, que las hormigas son unos animales muy inteligentes, que los corales crecen al año menos que el tamaño de una mota de polvo, que si un pájaro le arranca la cola a una lombriz, esta le vuelve a crecer o que en algunos zoos norteamericanos los monos piden su comida preferida a través de un iPad, entre otros muchos datos peculiares.

El texto recoge estos datos de forma sencilla para disfrute del lector y está muy alejado del modelo de los libros informativos o didácticos.

Cada doble página tiene un color de fondo y sobre él destacan los textos en color verde, azul, violeta o rojo, ocupando un espacio en la parte izquierda, el resto del papel muestra a los animales citados en su entorno o en parajes graciosos, tal como el del topo que aparece entre los pies de los jugadores en un campo de fútbol, o el elefante
que está sobre una pirámide formada por otros animales, o la mosca efímera sobre una compa y en un ambiente de fiesta con piano y regalo incluido, o los monos en su podio.

Los dibujos son sencillos, coloristas, con pequeños detalles que los dotan de vida; el semblante de todos es agradable. La autora les ha dibujado sonrisas para mostrar su amabilidad. Tanto los animales como los objetos dibujados están perfilados con un lápiz negro.

Un buen libro, ameno, colorista para fomentar el amor por los animales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: