Crítica LIJ: ¡Soy el lobo! de André Bouchard

soyellobo

¡Soy el lobo! de André Bouchard. Edelvives, 2015. Cartoné, 40 pp., 220×200 mm., 9.50 €.

Por José R. Cortés Criado.

André Bouchard derrocha mucho ingenio en esta nueva versión del clásico cuento de Caperucita Roja.

En esta ocasión la historia la protagoniza el lobo que se propone asustar a la pequeña niña, por eso se dirige a du dormitorio, pero ella duerme y no hay manera de despertarla; como el lobo está empeñado en hacerlo, aparece un pequeño y feo monstruo que no es más que la pesadilla de la niña, después aparece otra pesadilla más grande y más fea, la de la abuela, y ambos quieren despertar a la niña y asustarla pero terminan durmiéndose las dos fieras; el pobre lobo sufre una pesadilla, horrorizado abre sus ojos y comprende lo sucedido y cuando cree que ya no puede hacerle nada a Caperucita decide asustar a la abuela y para su sorpresa es la abuela la que asusta al lobo, aunque todo es una pesadilla.

Muy bien estructurado el cuento que avanza entre sueños y cada avance de la historia muestra un nuevo giro que sorprende al lector mientras este espera un desarrollo lógico del relato.

Los diálogos son graciosos y ocurrentes, y las ilustraciones son muy buenas, llenas de originalidad. La imagen de las pesadillas son geniales y hasta cambian de color según su excitación, pero de todos ellos destaco el dibujo del lobo, por su expresividad y su desesperación.

Buen cuento de sueños y ensueños que divertirá a los pequeños y grandes lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: