Reseña LIJ: ‘La mejor sopa del mundo’ de Susanna Isern

LAMEJORSOPADELMUNDOesp

La mejor sopa del mundo de Susanna Isern.  Ilustraciones de Mar Ferrero. OQO Editora, 2015. Cartoné, 36 pp., 25×23 cm., 12,90 €.

Por José R. Cortés Criado.

 

La mejor sopa del mundo es la que se hace con amor y con las personas queridas, ese es el mensaje de este cuento entrañable.

Todo sucede en el bosque un día de gran nevada cuando la tortuga se dispuso a preparar una sopa calentita. Por allí pasó el conejo con mucho frío y pidió cobijo a la tortuga que no dudó en abrirle la puerta, cuando le dijo que preparaba una sopa, el visitante le ofreció unas zanahorias que fueron troceadas y añadidas  a la olla; después llegó el ciervo quejándose del terrible frío y añadió frutos rojos a la sopa; después el zorro aportó cebollas; el oso, miel; el lobo, pimientos; el erizo puerros; el ratón champiñones…

Cuando cesaron de llegar visitantes dejaron hervir el agua con todos los ingredientes aportados por ellos hasta que la tortuga sirvió los platos.

Se relamieron de gusto, nunca habían probado una sopa tan suculenta, todos quisieron la receta y la anfitriona les dijo que los mejores ingredientes eran ellos porque ella solo se limitó a poner una olla con agua al fuego, pero para que todos se fuesen contentos la autora dejó escrito al final del relato los sabrosos ingredientes y el modo de preparación de la mejor sopa del mundo.

Susanna Isern ha escrito una tierna historia de amistad y colaboración, pues sin la presencia de los amigos y su colaboración no habría sido posible elaborar tan buena sopa ni haber echado una magnífica tarde un día de frío invierno en medio del bosque, como la que disfrutaron estos amigos.

Mar Ferrero ha creado unas imágenes bellas, coloreadas a lápiz y repletas de ropas de abrigo y zapatos de invierno; la ilustradora ha dicho que sus dibujos tienen mucho pelo y mucha lana, por los animales y por sus ropajes.

Llama la atención los dibujos del bosque y la cálida casita/invernadero de la tortuga que atrae a los habitantes del bosque; pero más aún el ambiente agradable de la vivienda donde todos colaboran en las tareas domésticas y el lector se siente invitado a participar en ellas.

Un buen cuento con buenas ilustraciones que gustará a los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: