Un ensayo sobre Lola Flores de Alberto Romero Ferrer, Premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2016

Foto jurado 2016Cirlot: ser y no ser de un poeta único de Antonio Rivero Taravillo, Premio de Biografías Antonio Domínguez Ortiz 2016.

.

El ensayo titulado Lola Flores: otra historia del espectáculo en la España contemporánea, de Alberto Romero Ferrer, ha recibido el Premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2016. Asimismo, el trabajo titulado Cirlot: ser y no ser de un poeta único de Antonio Rivero Taravillo, ha sido galardonado con el Premio de Biografías Antonio Domínguez Ortiz 2016, según decisión del Jurado de estos dos galardones, que se entregarán el 6 de mayo, viernes, en el transcurso de la cena literaria que se celebrará en el Real Alcázar (Sevilla).

Los Premios Manuel Alvar y Antonio Domínguez Ortiz los conceden la Fundación Cajasol y la Fundación José Manuel Lara, que convocan estos galardones en memoria de estas dos personalidades del mundo de la cultura y la investigación.

La reunión y fallo del Jurado -integrado por Dª Nativel Preciado, D. Jacobo Cortines Torres, D. Ignacio Fernández Garmendia, D. Alberto González Troyano, D. Antonio Cáceres, D. Rafael Valencia y D. Joaquín Pérez-Azaústre-se celebró en la sede de la Fundación Cajasol. Cada uno de estos premios está dotado con 6.000 euros y la publicación de la obra ganadora.

Alberto Romero Ferrer es Profesor Titular de Literatura Española, Director del Departamento de Filología y del Grupo de Estudios del Siglo XVIII de la Universidad de Cádiz. Premio Nacional de Jóvenes Investigadores (1987), premio extraordinario de licenciatura (1991), Premio Archivo Hispalense de investigación (1995), premio de Investigación Universidad de Cádiz al mejor Grupo de Investigación (2010), y mención del premio Iberoamericano Cortes de Cádiz de Investigación Universitaria (2012). Entre otros libros ha publicado: ‘Los hermanos Machado y el teatro’ (1926-1932) (1996), ‘Costumbrismo Andaluz’ (1998), ‘Los estrenos teatrales de Manuel y Antonio Machado’ (2003), ‘Antología del género chico’ (2005), ‘Las lágrimas de Melpómene. Quintana, Martínez de la Rosa y Marchena’ (2007), ‘Juan Ignacio González del Castillo: Sainetes escogidos’
(2008), ‘José Joaquín de Mora: Leyendas españolas’ (2001), y ‘Escribir 1812. Memoria histórica y Literatura. De Jovellanos a Pérez Reverte’ (2012). Como profesor invitado ha impartido conferencias en diversas universidades españolas y extranjeras de Italia, Alemania, Francia, Reino Unido, Bélgica o Argentina, así como en otras instituciones culturales y académicas.

El ensayo es un recorrido por la convulsa trayectoria artística de esta flamenca de Jerez de la Frontera en el teatro, la copla, el baile, el flamenco, el cine y la televisión. Es una documentada reflexión sobre su significado, dentro del periodo que va de la posguerra a la Transición. Este trabajo propone una lectura innovadora sobre la artista y sus contextos, que nos lleva a descubrir la herencia de la brillante escena flamenca de los años treinta, cuyo testigo de manera inconsciente recoge la Niña de Fuego.

Antonio Rivero Taravillo (Melilla, 1963, pero residente en Sevilla) es Premio Andaluz a la Traducción Literaria por sus versiones de Keats (‘Poemas’, 2006), Premio Archivo Hispalense por ‘Con otro acento. Divagaciones sobre el Cernuda “inglés”’ (2006) y Premio Comillas de Biografía por ‘Luis Cernuda. Años españoles (1902-1938)’ (2008). Es autor de seis poemarios, el más reciente de los cuales es ‘Lo que importa’ (2015). En prosa, su obra incluye libros de viajes y ensayos. En 2011 publicó la segunda parte de su biografía de Cernuda: ‘Luis Cernuda. Años de exilio (1938-1963)’, y en 2014 la novela ‘Los huesos olvidados’. Ha publicado numerosas traducciones literarias, entre las que se cuentan muchas de los más importantes poetas en lengua inglesa, como las poesías completas de Shakespeare y W. B. Yeats. Dirige la revista ‘Estación Poesía’.

Cirlot: Ser y no ser de un poeta único se acerca a la vida y obra de una de las figuras más complejas de la literatura española reciente (Juan Eduardo Cirlot, 1916-1973). Sin eludir ninguna de sus facetas, del simbolismo a la crítica de arte, de la música a la pasión por las armas antiguas, ilumina sobre todo su poesía, en la que fue siempre, valga la paradoja, el más vanguardista y tradicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: