Reseña LIJ: ‘Lola Pimienta y el secuestrador de perros’ de Ulrike Rylance

LolapimientayelsecuestradorperrosLola Pimienta y el secuestrador de perros de Ulrike Rylance. Ilustraciones de Lisa Hänsch. Editorial Bruño, 2016. 158 pp., 12,00 €.

 

Por José R. Cortés Criado.

Lola Pimienta es una niña de diez años como otras muchas, y como otras muchas tiene amigas, medio amigas y enemigas entre sus compañeras. En esta ocasión debe acudir a la fiesta de cumpleaños de su “amiga” Flo, una superpija con mucho dinero y algo déspota con sus amigas.

A Lola no le apetece ir a casa de Flo, pero su madre la obliga, y le pone en el pelo una pinza celeste con un delfín, según la madre, es única en el mundo, aunque casi todas llevan uno igual. Como regalo le entrega a Flo un cepillo de dientes de los que regala su madre, dentista de profesión.

Cuando llega a la fiesta están todos muy contentos con un regalo muy especial que recibe Flo, un perrito precioso llamado Caramelito. Lola no traga a Flo, pero el perro más majo del mundo la cautiva a ella y a todas las chicas y chicos allí presentes.

Flo dirige indirectas a Lola y viceversa, sobre las vestimentas respectivas, los peinados, los regalos, la comida…, y cuando Lola cree que van a comer, aparece un payaso y después un mago y…desaparece Caramelito.

Flo acusa a Lola, esta defiende su inocencia y hace gala de sus poderes como detective y decide aclarar el asunto; cuando realiza la lista de datos recogidos, resulta que todos apuntan a Lola y ella sigue insistiendo y vuelve a investigar con ayuda de sus amigas Bea y Marta.

Paralelamente asisten a clase, visitan a la abuela, sacan a pasear el perrito de esta, recogen huellas, sospechan de todos incluso del conserje del colegio, hasta que por fin aclaran el caso, y todas terminan hermanadas y con ganas de seguir investigando.

Unas anécdotas graciosas en la historia son las sorpresas de la grabadora que le regaló su padre, que le juega algunas trastadas porque hace de eco de algunas conversaciones aunque son reproducciones jocosas de lo dicho como: “¡No, no podéis pasar!, por ¡Es usted un calamar!”

Original es la trama, llena de expresiones y comentarios muy adecuados a los adolescentes de hoy, pero sobre todo llama la atención la forma escrita, más propia de un diario juvenil donde se anotan comentarios, se dibujan cosas y se ponen flechas aclaratorias por doquier.

Todo el libro está repleto de letras de diferentes tamaños, escritas en diferentes direcciones, algunas palabras tachadas, muchas flechas, adornos, recuadros, recortes de papel…junto a los personajes, viviendas, colegio, jardines…

Libro ameno, fácil de leer, con momentos jocosos, reproducciones de conversaciones de una abuela sin dentadura o un nieto con aparato en los dientes que cuesta trabajo comprender y exclamaciones a gran tamaño.

Es un diario lleno de humor y misterios súpermisteriosos.

 

Print Friendly, PDF & Email
, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *