Entrevista a Rosa Ribas: “Mientras que en los festivales se siga organizando una mesa de mujeres escritoras de novela negra es que algo no va bien”

 rosa-ribas-1

“En otros países muchas mujeres son las mejores del género negro pero no porque sean autoras sino porque son buenas”.

  

Por Carmen F. Etreros.

 

Charlamos esta mañana de octubre con la escritora Rosa Ribas autora de la novela Azul Marino (Siruela)  junto con Sabine Hofmann con la que cierran la joven periodista Ana Martí. Una novela que comienza en el Barrio Chino de Barcelona cuando un marinero estadounidense es asesinado en un antro en lo que a primera vista no parece más que una simple reyerta arrabalera.

P. Después de Don de lenguas El gran frío, ¿cómo dónde surge la idea de esta nueva novela?

R. La idea surgió viendo imágenes de los años cincuenta me fijé en unas fotografías de los marineros americanos que paseaban por las Ramblas o por el Barrio Chino de Barcelona. Llegaron a la ciudad y sorprendían por su aspecto, su altura. Me fijé en el tema de choque de culturas que podía llegar a ser un conflicto y pensé en qué ocurriría si fuese asesinado un marinero americano. No me he basado en ninguna historia real. Sí debió haber conflictos y peleas, pero no fue asesinado ningún marinero. Un momento en el que las peleas eran cosa la policía militar de los americanos y la policía española no podía entrar. Se intentaba que estos conflictos no trascendieran. La consigna en ese momento era solo publicar buenas noticias de los americanos pero la periodista Ana Martí quiere saber lo que pasaba en ese momento.

P. ¿Cómo se os ocurrió situarla en la Barcelona de comienzos de los sesenta?

R. Elegí Barcelona porque es una ciudad que conozco bien porque soy de la periferia. Queríamos recuperar personajes que tuvimos en Don de Lenguas el inspector Isidro Castro que ya en la primera novela había ido creciendo. Los dos protagonistas de esta novela son Ana Martí y también el inspector Isidro Castro.

 P. ¿Qué ha cambiado en la periodista protagonista Ana Martí desde Don de Lenguas?

 R. De novatilla ambiciosa defendiéndose en el duro mundo masculino de la prensa, Ana Marti se ha convertido en una periodista rodada. Tiene casi 30 años y ha trabajado mucho y ha vivido mucho. La experiencia de El gran frío le ha dado un rodaje como periodista de sucesos. Para una mujer era muy complicado trabajar de periodista y más si se trataba de sucesos. Y otra vez en este nuevo caso quiere ir más allá en la investigación y ahora vuelve con este afán de seguir adelante.

P. ¿Cómo ayudan a Ana Ribas su prima Beatriz Noguer, con la que ahora comparte casa, y Lawrence su profesor de inglés?

R. Recuperamos a Beatriz en menos capítulos pero va marcando el tono de la novela. Además indica al lector que nos estamos despidiendo con su tono melancólico ya que la trilogía se cierra con esta novela con la que hemos querido dar un panorama de la evolución de España. Queríamos acompañar a Ana en tres novelas en los años cincuenta y con esta novela cerramos la trilogía.

En cuanto a Lawrence su profesor de inglés era un personaje que necesitábamos ya que Ana necesitaba un novio porque el de la primera novela era un cantamañanas. Además ayuda a Ana a evolucionar y replantearse que si no le gusta lo que está haciendo, puede cambiar su vida y buscar algo fuera de España. Es un  soplo de aire fresco que viene de fuera y que la ayuda a pensar. Él es fotógrafo, ha viajado y ha visto mundo y se convierte en un revulsivo para Ana.

Para una mujer era muy complicado trabajar de periodista y más si se trataba de sucesos.

P. ¿Es complicado escribir una novela a dos manos? ¿Por qué elegiste a Sabine Hofmann?

R. A dos cabezas está mejor expresado que a dos manos en esta ocasión. En Don de lenguas sí fue a dos manos pero ahora hemos cambiado un poco la forma de trabajar. Nos gusta mucho pensar historias y tramas pero en esta ocasión lo he escrito yo y Sabine ha hecho de editora y autora con voz y voto. Lo que más me gusta de nuestro trabajo es la parte de planificar, de pensar y también la edición hacerlo a dos cabezas pero para la parte de la escritura nos gusta más hacerlo de esta forma.

rosa-ribas-2P. ¿Qué papel crees que tienen las mujeres que escriben novela negra?

R. Yo comparo con Alemania donde hay mujeres y hombres que escriben novela negra. Aquí están surgiendo muchas autoras que van por su segunda o tercera novela negra. Pero nos encontramos con una recepción de estas novelas anclada en otros tiempos. Mientras que en los festivales se siga organizando una mesa de mujeres escritoras de novela negra es que algo no va bien. Seguimos siendo una rareza que es objeto de análisis y eso no tiene que ser así. Las cosas funcionarán bien cuando se inviten a mujeres y hombres en una mesa por ejemplo de asesinos en serie o de otro tipo. Nadie hace una mesa de hombres. Las nuevas generaciones de lectores sin embargo van al contenido y yo creo que estamos en un momento de cambio. Con los premios hay mucha discriminación y no se nos tiene en cuenta como ocurrió en los de Novela negra de Gijón. Hay que sacudir todo esto porque hay mujeres que están escribiendo una novela negra potente. Y hago un llamamiento para que las mujeres no vayamos a estas mesas con solo mujeres en novela negra. Lo que importa es el texto y quitar los prejuicios. En otros países muchas mujeres son las mejores del género pero no porque sean autoras sino porque son buenas.

azulmarinoP. ¿Cuáles son vuestros planes de futuro? ¿Vais a escribir la cuarta entrega? ¿A qué se enfrentará Ana Martí?

R. Estoy con una novela corta porque me apetecía tocar otros palos que publicará también Siruela el próximo verano. Me gusta salir del género y hacer otro tipo de literatura. También estoy preparando con tiempo una nueva serie policíaca con un nuevo personaje. Quiero plantearla de entrada como una trilogía con una estructura concreta.

 

 

, , ,

1 thought on “Entrevista a Rosa Ribas: “Mientras que en los festivales se siga organizando una mesa de mujeres escritoras de novela negra es que algo no va bien”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *