Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll. Edición y guion del contenido multimedia de Mari Carmen Ramos y Marina Roig. Parramon, 2017. 240 x 226 mm., 96 mm., 24.5 €.

 

Por José R. Cortés Criado.

 

La editorial Parramon presenta una versión muy original del clásico libro de Lewis Carroll, pues los lectores se adentrarán en el libro gracias a la creación de una realidad virtual muy interesante.

Esta edición se presenta en una caja que contiene el libro, un mapa de El País de las Maravillas, cuatro sorprendentes pegatinas que bailan y unas gafas 3D personalizadas con Alicia.

Los lectores deberán leer el libro y después, si quieren vivir experiencias muy curiosas llenas de magia, hacer uso de las nuevas tecnologías y disfrutar solos o en familia de esta historia.

Cuando el lector hace uso de las gafas y del móvil puede sentirse protagonista del cuento, ayudar al Conejo Blanco a recuperar su reloj de arena mágico, participar en algunos juegos y, además, habrá de superar algunos desafíos.

Para ello habrá que descargarse una App gratuita y se podrá disfrutar de la aplicación con normalidad o modo virtual con las gafas y el teléfono móvil. También se disfrutará de los sonidos y la música prevista.

Gracias a la técnica, el lector podrá superponer música, sonidos e imágenes sobre las páginas del libro, e interactuar mediante la tableta o el teléfono. Incluso se puede seleccionar el idioma.

Es otra forma de acercar la lectura a los pequeños lectores que tan familiarizados están con los teléfonos inteligentes. Los autores de estas actividades saben que para disfrutar de ellas hay que leerse primero el texto.

Así que esta historia disparatada con el Conejo Blanco, el Sobrero Loco, la Liebre de Marzo, la Reina de Corazones o el Gato de Cheshire se ve ampliada con la realidad virtual y los múltiples juegos, pócimas o pasteles maravillosos.

Verdaderamente se pasa un buen rato siguiendo el movimiento de los personajes del cuento y se siente uno tentado a experimentar para ayudar y superar unos pequeños retos.

Sin duda gustará a grandes y pequeños. Se trata de otra forma de acercar la lectura.

El libro tiene muchas ilustraciones de Dark Fox que son unas recreaciones de las originales de John Estany y Lewis Carroll.