Llega a nuestros cines la esperada secuela de Deadpool

 

El antihéroe más famoso de Marvel ha vuelto a la gran pantalla bajo una calificación R que lo aleja del público infantil propio de Disney (recordemos que la saga ha pasado a manos de la compañía del icónico ratón) y con grandes cambios tanto en el elenco interpretativo como en el equipo que trabaja tras las cámaras. El más sonado de estos cambios ha sido la salida de Tim Miller como director de la cinta. El cineasta estadounidense que hizo su debut en la gran pantalla con Deadpool abandonaba el proyecto de manera sorpresiva alegando diversas diferencias creativas con Ryan Reynolds. El actor canadiense, que no dudó en responder con dureza a Miller, no estuvo demasiado tiempo sin alguien a la cabeza del proyecto que lo ha obsesionado en los últimos años. David Leitch, director de cintas con Atómica John Wick, recogió el testigo de Miller y junto a los guionistas Rhett Reese y Paul Wernick se puso manos a la obra para crear la segunda entrega de una cinta de la que no se esperaba demasiado y que acabó siendo un éxito rotundo en taquilla con más de 700 millones de dólares recaudados.

A la nueva incorporación de Leitch debemos sumarle la de Josh Brolin, que en esta secuela se mete en el papel de Cable, el enemigo del mercenario bocazas, y la de Zazie Beetz, que interpreta en la ficción a Domino, una mutante con la capacidad de modificar cualquier probabilidad a su favor. Junto a ellos en la gran pantalla estará Julian Dennison (¿Quién no recuerda al entrañable niño de Hunt for the Wilderpeople?), en la piel de un joven de lo más especial.

La nueva entrega de Deadpool viene a confirmar el gran éxito que los superhéroes están teniendo en la actualidad. Marvel se ha propuesto trasladar al mayor número posible de sus personajes desde las páginas de los cómics hasta las salas de cine de todo el mundo. Y parece que la estrategia le está funcionando a las mil maravillas. Quizás viendo el buen hacer de la franquicia en la que participa, Ryan Reynolds haya visto en otra moda cinematográfica un nicho de mercado por explorar. Primero fueron las novelas y los tebeos, ahora los últimos en ser adaptados a la gran pantalla son los videojuegos. Muchos de los grandes éxitos de los 90 de este sector ya han sido adaptados al celuloide, como el emblemático Mario Bros o la siempre aventurera Lara Croft en Tom Raider de la que este año se ha estrenado una nueva versión. Sin embargo, parece que el gran auge de los videojuegos en el cine está por llegar y es por ello por lo que el actor canadiense se ha aventurado a interpretar el papel protagonista nada menos que en la adaptación de Detective Pikachu. Habrá que esperar al menos un año para comprobar si veremos a un Reynolds enfundado en un traje completamente amarillo, aunque esta posibilidad parece poco probable.

Deadpool II

Wade Wilson continúa con sus misiones chapuceras de héroe a bordo del taxi de Dopinder cuando en su camino se cruza Cable. Este villano, cuya identidad real es la de Nathan Summers, el hijo nada menos que del X-Men Cíclope, llega a la ciudad de Nueva York a través de un viaje en el tiempo. El objetivo de Cable es el de acabar con la vida de un joven con superpoderes. Deadpool formará un grupo de mutantes (que no superhéroes) denominado X-Force cuya misión principal es la de proteger al joven mutante de los ataques de Cable. La acción está asegurada en una cinta que cuenta con innumerables referencias cinematográficas que sorprenderán a más de uno.

 

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *