‘La bruja de abril y otros cuentos’ de Ray Bradbury

La bruja de abril y otros cuentos de Ray Bradbury. Editorial SM, colección Gran Angular, 2018. 88 pág.,  9,95 €. (+ 12 años). 

 

Por José R. Cortés Criado.

 

La editorial SM acaba de publicar cuatro inquietantes textos de Ray Bradbury, maestro del relato y el suspense; junto a su calidad literaria se vislumbra una mezcla de ficción y realidad que tanto gusta a este maestro de la ciencia ficción. 

El primer relato, La sabana, nos muestra una singular familia que al ascender socialmente cambió de vivienda, este nuevo hogar es lo más novedoso del mercado, y lo más caro.

Sus moradores no hacen nada, todo lo hacen las máquinas, poner la mesa, la comida, retirarla, anudar los cordones, frotar el cuerpo durante la ducha…en fin, las personas lo único que deben hacer es desear algo y automáticamente ese deseo se cumple.

Todo era maravilloso, hasta que la madre sospecha algo al notar que en la habitación de los juegos siempre se ven escenas de una sabana, donde los leones comen algún que otro animal. Ante esta repetición de escenas salvajes los padres acuden al psicólogo y desean anular esa sala de realidad virtual e incluso volver a una vida normal donde no haya tantas máquinas que nos organicen la existencia, pero lo hijos no están de acuerdo y deciden su futuro.

Inquietud desde el principio, inquietud en aumento, sensación de angustia, temor a un final poco agradable y asombro con su desenlace. Bradbury sabe llevar al lector al borde del precipicio y dejarlo a su libre albedrío.

El segundo relato, El otro pie, cuenta como una colonia de nortemericanos negros vive felizmente en Marte hasta que llega la noticia de la llegada de una nave espacial terrestre tripulada por un blanco.

La vida se altera para todos, los niños quieren saber cómo son los blancos; los mayores no quiere ni recordarlo, todos han sentido en sus carnes el desprecio, el abandono y el maltrato por ser negros en un país de supremacistas blancos.

Algunos adultos desean hacer lo mismo que le hicieron los blancos a ellos, separar a los blancos de los negros en los espacios públicos, segregarlos en los transportes, incluso prepararon las sogas para colgar a más de uno por pura diversión.

Una mujer negra no desea volver a esos tiempos aunque ellos sean los vencedores, pero se siente sin fuerzas hasta que ve al hombre blanco descender y contar lo que pasó en la Tierra desde que ellos se marcharon. Las situación cambió radicalmente y las noticias sobrecogieron a todos. La vida cambió para los terrícolas y en manos de los residentes en Marte está su única esperanza de vida. 

Buen ajuste de cuentas con el pasado racista de los blancos sobre la población afroamericana en Estados Unidos y mejor reflexión del lector al comprobar cómo las situaciones anormales pueden volver a repetirse cambiando solo el color de la piel de los ejecutores.

El tercero da título al libro, La bruja de abril, es una historia de un ser incorporal que desea sentir el amor, pero ellos no pueden casarse con humanos porque perderían sus poderes y sus vidas, por eso se introduce en el cuerpo de una chica y la hace hacer y decir cosas que la joven no desea, todo para poder sentir como un humano. 

Inquietud, amor y seres inmateriales que pueden utilizar el cuerpo de cualquier ser vivo para poder sentir, oler y disfrutar de nuestros placeres cotidianos como se lee en este relato lleno de ternura, entre otras cosas.

El cuarto relato, La sirena del faro, cierra el libro y no por ello siembra menos zozobra en el lector que asiste atónito a un espectáculo digno de disfrutar. Dos fareros observan en la soledad de la torre un hecho insólito, un ser que habita desde hace millones de años en las profundidades del mar regresa a la superficie gracias a la llamada que emite el faro, para los humanos es una señal acústica para los barcos que navegan cerca de la costa cuando no llega la luz de la linterna.

Entre el asombro y él temor un ser enorme acude a la llamada intermitente del faro y cuando enmudece, el ser se violenta y muestra su fuerza.

Es una buena selección la de estas cuatro historias de Ray Bradbury que hace pasar un buen rato a los amantes de los buenos relatos, esos que te atrapan, te someten a su ritmo y siembran cierta inquietud en los lectores.

La maestría del escritor de títulos emblemáticos como Crónicas marcianas o Fahrenheit451 queda patente con esa familia que hace coincidir sus pensamientos con sus sueños, con los brotes de racismo hasta en el planeta Marte, con esa bruja que intenta lo más difícil,con tal de sentir el amor o esa sirena de faro capaz de comunicarse con monstruos marinos adormecidos en el fondo del mar.

Excelente selección. Mejor lectura.

 

 

 

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *