‘Cómo ser un león’ de Ed Vere

 

Cómo ser un león de Ed Vere. Traducción de Teresa Farran. Editorial Juventud, Colección Álbumes Ilustrados, 2018. 220 x 285 mm., 32 pág.,14 €, (+5 años)

Por José R. Cortés Criado.

 

Este manual está pensado para transformar en fiera a un león, animal mamífero, carnívoro y salvaje.

Todos sabemos que un león debe ser una fiera muy fiera y muy poco amable, pero eso lo dicen los que no conocen a Leonard.

Leonard es un pequeño león al que le gusta caminar solo, sin la manada, disfrutar del sol, pensar, inventar poemas…

Es un caso, ya que se encontró un pato, que resultó ser pata, y en vez de devorarla escribieron un poema entre los dos.

Los dos paseaban, charlaban, reflexionaban, pedían deseos a las estrellas fugaces y eran felices.

La manada no entiende la actitud de Leonard y le preguntan por qué no devora a su amiga, el pobre león se debatía entre ser como los suyos y comerse a Petra o renegar de ello.

Ante el dilema los dos amigos se retiran a pensar y llegan a la conclusión de que el león puede ser amigo de quien quiera y no por ello ha de comérselo, concluyendo que lo mejor es “que tú seas tú… y yo seré yo…”

Y como las palabras pueden cambiar el mundo si te hacer pensar, cree que eso ocurrirá porque los demás leones se quedan pensativos al escucharlo.

Muy buena historia para hacernos reflexionar sobre nuestra forma de ser y que sirva para afianzar nuestra personalidad al margen de las circunstancias que rodeen a cada individuo.

Está caro que no hay una sola forma de ser para un león, al igual que tampoco la hay para cualquier persona y como dice su autor, “este libro es para los que sueñan despiertos y para los que piensan por sí mismo”.

Me ha gustado este cuento con su mensaje positivo incluido, porque ya sabemos que el mundo está lleno de ideas y cada uno tiene derecho a poseer la suya propia.

Interesante álbum, como los otros del mismo autor, todos ellos con fuerza en el mensaje textual y en las sencillas imágenes de seguro trazo negro sobre fondo casi neutro.

Dotar de expresividad y simpatía a un personaje es fácil si la mano que traza su perfil lo hace con gracia y sabiduría. A la sencillez de las palabras se unen la fuerza del color y el esquematismo de las formas.

Si quieres conocer dos libros del mismo autor pincha sobre sus títulos: Max y el pájaro y Max dice buenas noches.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *