Ana Campoy: “Las novelas son como un bollo que se amasa. Cuando se mete en el horno, el bollo crece y crece hasta límites insospechados”

Por Carmen F. Etreros.

 

Esta mañana fría del mes de diciembre entrevistamos a la escritora Ana Campoy que nos ha sorprendido con su nueva novela para niños Familia a la fuga publicado por Loqueleo. Una historia divertida sobre una original familia cuya vida cambia por completo cuando es incluida en un programa de protección de testigos. Tensión, aventura y humor garantizados.

P. ¿Cómo surge esta novela Familia a la fuga? ¿De dónde se te ocurre la idea?

La idea principal partió de una primera frase: una familia que está incluida en un programa de protección de testigos. Teniendo eso como base, me dispuse a crear todo lo demás. Siempre digo que las novelas son como un bollo que se amasa. Cuando se mete en el horno, el bollo crece y crece hasta límites insospechados. Con Familia a la fuga el resultado es un bizcocho muy sabroso.

P. ¿En quiénes te inspiraste para los peculiares personajes de la familia F?

Los personajes de Familia a la fuga son especiales y muy distintos entre sí. He intentado que rompan un poco los esquemas. Por ejemplo, Ginebra, la abuela, es una mujer muy independiente con un pasado muy peculiar. También me propuse algo fundamental, y es que todos tenían que irradiar humor. Los protagonistas y los secundarios se inspiran mucho en los universos que creaban Roald Dahl o Christine Nöstlinger. Siempre he pensado que los personajes de literatura infantil tienen que tener muchas capas para que resulten muy atractivos.

P. ¿Y la malvada organización Mandíbula que quiere capturarlos?

Mandíbula es la eterna antagonista. Se inspira mucho en las películas de James Bond o en series como el Inspector Gadget. Tiene sus propios esbirros, llamados los Caninos, que no cesan de perseguir a los F. ¡Menos mal que la Agencia de Asuntos Anónimos se encarga de protegerlos!

P. ¿Qué pueden encontrar los lectores en esta novela para niños?

Cada libro de Familia a la fuga es independiente y autoconclusivo, aunque en cada entrega descubriremos algo más de los entresijos de Mandíbula y la Agencia de Asuntos Anónimos. Es una serie con muchísimo humor, aventura y algo de misterio. Me he esmerado en que tenga un punto ácido y gamberro. Por eso nos hemos preocupado en cuidar cada detalle, para que los lectores se lo pasen bomba y deseen seguir leyendo cuando se zambullan en una nueva aventura de la familia F.

P. ¿Cómo te has documentado para escribir esta novela? ¿Te ha supuesto un gran esfuerzo?

El proceso de creación ha sido muy divertido y supongo que se nota en el resultado. Ha sido una suerte poder trabajar con Álex Alonso, el ilustrador de la serie, casi desde el principio. La elaboración del libro y el desarrollo de personajes fue a la par que las ilustraciones, y las dos cosas se influyeron entre sí. También ha sido fundamental contar con el apoyo de Loqueleo en esta aventura. Presentábamos muchísimas ideas ¡y nos las aceptaban todas! Gracias a eso la edición ha quedado espectacular. Hasta lleva hasta un boli con tinta invisible de regalo.

P. ¿Cuáles son tus planes literarios para el futuro? ¿Estás escribiendo algún libro? ¿Tendrá Familia a la fuga una segunda parte?

Precisamente ahora estoy terminando la siguiente aventura de Familia a la fuga, una segunda entrega que los lectores podrán disfrutar a partir de marzo. Se titula Infiltrados en la gran ciudad y me lo estoy pasando casi mejor que con la primera. Los F. tienen cuerda para rato.

 

 

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *