Carlos Vila Sexto autor de ‘El Pasajero 19’: “Adoro viajar en tren. El mejor regalo que me puedes hacer es un billete de tren en un día de lluvia”

 

Por Carmen F. Etreros.

 

Esta mañana hemos disfrutado de una interesante conversación con Carlos Vila Sexto, autor de El Pasajero 19, primer volumen de la trilogía Las crónicas del viajante publicada recientemente por Edebé. Escritor de novelas juveniles y  creador y guionista de las series de televisión Los misterios de Laura, Motivos personales y Un lugar en el mundo.

P. ¿Cómo surge la primera parte de Las crónicas del viajante? ¿De dónde nace la idea de El Pasajero 19?

R. La idea surge allá por 2011. Como fan de las sagas juveniles y de las trilogías (aunque reconozco que de las actuales sólo defiendo con uñas y dientes Harry Potter y Los juegos del hambre), yo también quería escribir una historia en tres actos. Pero soy consciente de que el mercado ya está muy saturado con este tipo de novelas, así que me planteé un reto: escribir una trilogía de misterio en el que cada novela tuviera un subgénero diferente. “El pasajero 19” es un homenaje a las novelas detectivescas de Agatha Christie (a quien siempre he admirado y homenajeado también en mi serie “Los misterios de Laura”). “La habitación imposible” es una historia de terror ambientada en una casa encantada y “El corazón del Diablo” es una novela de piratas. Cada una parece de su padre y de su madre… pero se trata de una única historia, con un único hilo argumental y protagonizada por el mismo personaje.

P. ¿En quién te inspiraste para su protagonista Miguel?

R. Miguel no se parece a nadie a quien yo conozca. Tiene un poco de mí, supongo, como cualquier personaje que escribo, pero el hecho de que despierte en esta novela sin memoria lo convierte en un lienzo en blanco sobre el que pintar cualquier cuadro. Miguel es un tipo valiente, decidido, tenaz y generoso (justo lo que yo no soy… ) Pero así es el Miguel de “El pasajero 19”. ¿Qué pasará cuando recupere su memoria y descubra quién es en realidad? Creo que será una sorpresa para el lector cuando descubra cómo es el verdadero Miguel en “La habitación imposible”…

P. ¿Y en ese original y misterioso Tren del Norte en el que se desarrolla esta historia en el que todos se persiguen y nadie se puede esconder?

R. El tren siempre ha estado muy presente en mi vida. Mi abuelo era ferroviario, y la primera exposición de mi padre, que además de médico es pintor, giraba alrededor del ferrocarril, así que este mundo siempre ha formado parte de mí. Adoro viajar en tren. El mejor regalo que me puedes hacer es un billete de tren en un día de lluvia. Un libro, unos auriculares y mi portátil. El paraíso. No existe medio de transporte más romántico e inspirador. Y tampoco más literario y cinematográfico. El tren es un espacio cerrado pero lo suficientemente amplio que invita al misterio. El Tren del Norte, que es un reflejo del Orient Express y del Transcantábrico, es un pequeño universo sobre ruedas donde se mezclan personajes muy distintos e historias de todo tipo. Compartir un espacio tan cerrado durante varias horas con gente que no conoces invita al suspense.

P. Has trabajado como guionista para varias series, ¿por qué decides escribir para adolescentes?

R. No es una decisión consciente. De hecho, ninguno de los personajes es adolescente, algo que habría pensado al principio en el caso de haber querido “captar” a este público. Yo escribo las historias que necesito contar, y lo hago de la manera más gratificante para mí (como escritor) y para el lector. Creo que el ritmo ágil y los giros continuos calan con mayor facilidad en el público adolescente, más predispuesto a historias más frenéticas, donde prima la acción sobre la descripción

P. ¿Qué pueden encontrar los lectores en esta novela para adolescentes?

R. Pueden encontrar una historia muy cinematográfica, en el sentido de que “El pasajero 19” tiene una estructura y un diseño pensado para ser trasladado a la gran pantalla, con giros continuos, con sorpresas, con ganchos al final de cada capítulo para obligar al lector a pasar a la siguiente página. Quien se asome a sus páginas, se enfrentará a una historia a caballo entre el thriller, la ciencia ficción y el terror. La trama arranca como si fuera un policiaco pero poco a poco se van introduciendo otros elementos. Mi intención es que el lector no se espere ninguno de los giros y que por supuesto se quede con la boca abierta al leer las últimas dos páginas, que enlazan directamente con la siguiente novela.

P. ¿Cómo te has documentado para escribir esta novela?

R. He estado preparándola durante muchos años, planificándola con calma, buceando en internet y recopilando toda la información posible sobre los trenes de vía estrecha, los tipos de máquinas, el diseño de los vagones, el recorrido del tren, las ciudades en las que se detiene… También me he servido de mi experiencia en estos 18 años escribiendo thrillers para televisión para intentar que todos los elementos policiacos fueran verosímiles.

P. ¿Cuáles son tus planes literarios para el futuro? ¿Estás ya la segunda parte de la trilogía?

R. Tanto la segunda como la tercera entrega de la trilogía están terminadas. He tenido un último año muy intenso en el que no he dejado de escribir ni un solo día para asegurarme de que cumplía con los plazos propuestos por la editorial. Tanto a Elena Valencia, mi editora, como a mí, nos parecía interesante la idea de poder tener la trilogía prácticamente cerrada antes de que saliera a la venta el primer volumen. Así nos olvidamos de prisas de última hora, que no suelen ser buenas consejeras, sobre todo cuando tienes que armar un puzle tan complejo como el de estos tres libros. Escribir esta trilogía ha sido como construir un castillo de naipes en el que cada palabra tenía que estar muy bien medida para que se sostuviera todo al final. Estoy impaciente por que llegue el año que viene y los lectores puedan tener en sus manos el último volumen y vean por fin el rompecabezas tan complicado que he estado armando durante tantos años.

 

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *