Diana Rangel gana el I Premio de Investigación y Ensayo sobre aplicaciones terapéuticas del arte Fundación María José Jove

La artista y psicóloga, Diana Rangel, natural de Caracas pero residente en Barcelona, ha resultado ganadora del I Premio de Investigación y Ensayo sobre Aplicaciones Terapéuticas del Arte convocado por la Fundación María José Jove para contribuir al estudio, divulgación y praxis del arte como herramienta terapéutica y que está dotado con 6.000 euros. Su ensayo, titulado: “La construcción subjetiva de la violencia en jóvenes delincuentes de un barrio de Caracas”, se ha impuesto entre otros 25 trabajos procedentes de España y Latinoamérica

El jurado del premio, integrado por el conferenciante, escritor, investigador y director de proyectos Jorge Blasco; el director del MUSAC, escritor, crítico de arte y comisario de exposiciones Manuel Olveira; el psiquiatra y ensayista Guillermo Rendueles; la psicoanalista y experta en teoría psicoanalítica y lenguajes artísticos Montserrat Rodríguez; la presidenta de la Fundación, Felipa Jove y la directora de la Colección FMJJ y comisaria de exposiciones Susana González, ha valorado especialmente la innovación, la claridad en los ámbitos educativo, terapéutico y clínico, articulación teórico-práctica, calidad literaria e interés divulgativo, así como la claridad en la exposición.

El incremento de asaltos y secuestros en una de las ciudades más peligrosas del mundo, Caracas, es el punto de partida del trabajo de Diana Rangel. El ensayo, analiza su trabajo de investigación con un grupo de jóvenes del barrio de La Dolorita, donde se aproxima a estos menores con el objetivo de describir los procesos de construcción subjetiva de la violencia, a partir de sus discursos personales. Para ello, la autora recoge testimonios de su experiencia diaria a través del uso de metodologías no convencionales como son la fotografía, el relato oral y el escrito. Uno de los principales aportes del estudio radica en el uso de la fotografía y el arte como herramienta terapéutica, como catalizador de procesos que fomentan una posibilidad de búsqueda del cambio.  

La autora

Diana Rangel (Caracas, 1987) aborda en su práctica artística la relación entre la imagen fotográfica y los procesos de construcción de la memoria. De esta forma, su trabajo termina siendo una reflexión alrededor de archivos y relatos compartidos en diálogo con un Otro. La instalación fotográfica, el video, el fotolibro son algunos de los dispositivos de visibilización de sus investigaciones.

Se formó como artista en el International Center of Photography en Nueva York y en The European Graduate School (Suiza) despés de haber terminado sus estudios en Psicología Clínica en La Universidad Central de Venezuela. Es fundadora de la asociación civil Círculos de Cultura y co-fundadora de nodoCCS. Recientemente ha ganado la beca de investigación y experimentación artística La Escosesa (Barcelona), su trabajo “Alcatraz” ha sido finalista en el premio Guasch-Coranty de la Bienal de Arte Contemporáneo de Valls y sus proyectos editoriales Returnings y Order of Appearance han sido expuestos en Magnum foundation y Fotocolectalia.

Ha realizado trabajos editoriales independientes y de curaduría en la ciudad de Nueva York con la exhibición CLAP de 10×10 Photobooks (2016), y ha participado en residencias artísticas en Minnesota con The Little Brown Mushroom, editorial de Alec Soth (2013), TAKT Berlin (2014) y ZKU Berlin (2016).

Arte como herramienta de inclusión

La Colección de Arte Fundación María José Jove reúne un abanico de figuras y movimientos artísticos nacionales e internacionales de los siglos XIX al XXI y en torno a la cual desarrolla programas dirigidos a personas con diversidad funcional, riesgo de exclusión y escolares en los que el arte es utilizado como herramienta para impulsar el potencial creativo, el desarrollo personal y el cognitivo.

En ellos, la actividad artística se utiliza cómo espacio de encuentro, comunicación y re-afiliación y se ofrece el arte como vía para el desarrollo de capacidades, la recuperación de la autoestima y el rescate de la propia historia. Para ello, se busca despertar actitudes expresivas que sirvan para canalizar sensaciones y vivencias, se presentan diferentes alternativas de expresión artística como herramientas de comunicación, fomentando la vertiente más creativa y contribuyendo al bienestar y al desarrollo integral de las personas participantes.

Nota.- María José Jove, fallecida en marzo de 2002, estuvo siempre vinculada al compromiso social orientado a los colectivos menos favorecidos, constituyendo la infancia una de sus grandes preocupaciones. Por este motivo, su familia ha querido impulsar este proyecto y llevar a la práctica su extraordinaria sensibilidad, creando una Fundación que lleve su nombre, bajo la presidencia de Felipa Jove Santos. Fundada en 2003, la Fundación María José Jove trabaja en materia de infancia y discapacidad a través de cuatro áreas de actividad: Salud, Educación y Formación, Ocio y Tiempo Libre y Promoción Cultural. 

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *