‘El chico de las mil almas’ conquista a los lectores

Por Elena Fernández Rodríguez.

Si eres de los que adora pasar horas y horas en las redes sociales es muy probable que conozcas a Herrejón. Si no sabes quién es, María Herrejón es una chica valenciana residente en Madrid conocida por su gran sentido del humor y por no tener pelos en la lengua. Tras participar el año pasado junto a Belinda Washington en una serie para Instagram (Pasionaria Millenial), Herrejón acaba de publicar su primera novela.

El chico de las mil almas ha sabido llegar a los corazones de sus lectores gracias al cariño y la naturalidad con los que la autora ha tratado temas tan complejos como la muerte o la superación. La historia de Álex cuenta con una sensibilidad especial que nos ayuda a reflexionar sobre lo que nosotros seríamos capaces de hacer para superar la pérdida de un ser querido. A través de cada una de sus páginas podemos apreciar el cariño y el esfuerzo que ha puesto la autora para que cada uno de los personajes tenga su propia alma.

Uno de los hilos conductores de la obra es el amor y cada una de sus facetas. La muerte de un ser querido siempre conlleva un proceso muy complicado que pone nuestras vidas patas arriba. Tanto la autoestima como el amor hacia la familia y los amigos se tambalean con facilidad. La novela de Herrejón hace un viaje por diferentes tipos de amor y los distintos momentos que estos atraviesan, dando representación a amores tan olvidados como el amor propio y a otros tan necesitados de visibilización como el amor de pareja entre mujeres.

A través de cada uno de sus personajes y de la manera en la que evolucionan a lo largo de la obra, la autora consigue que el lector se sienta identificado con muchos de ellos. Junto a sus padres y las amigas de su hermana y gracias a la figura de Leo, Álex va enseñándonos muchas de las facetas del proceso de duelo. A pesar de que parece fácil, conseguir que los personajes sepan transmitir y que el lector se sienta identificado con ellos es uno de los grandes retos del cualquier escritor. María Herrejón lo consigue de lleno y prácticamente todos se hacen un hueco en el corazón de quien los lee. 

Historias como la que Herrejón ha plasmado en El chico de las mil almas son muy importantes, sobre todo en el ámbito de la literatura juvenil puesto que a ella van a acceder multitud de adolescentes y jóvenes que pueden encontrar en sus páginas el apoyo necesario para salir adelante. A pesar de ser su primera novela, consigue embaucar al lector nada más empezar y no le deja parar hasta que ha acabado de leer hasta la última palabra.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *