‘¡Ya voy a la escuela!’ de Cécile Jugla

¡Ya voy a la escuela! de Cécile Jugla. Ilustraciones de Mario Piffaretti. Traducción de Susana Tornero Brugués. Editorial Juventud, Colección Álbumes Ilustrados, 2019. 215 x 235 mm., 80 pp., 17,50 €, (+ 2 años) .

Por José R. Cortés Criado.

 

Este libro en forma de enciclopedia está pensado para introducir a los pequeños lectores en las tareas escolares a las que ha de enfrentarse en cuanto atraviese las puertas del colegio.

El índice del libro nos muestra los cinco bloques en que se ha dividido: Empiezo la escuela, Un día en la escuela, ¿Qué se aprende en la escuela?, Crecer y convivir y Pequeños y grandes momentos.

Página a página los adultos pueden ir narrando lo que acontece ya sea para demostrar que Nina ya es mayor y va a acudir a la escuela infantil, que ya sabe sonarse la nariz o que ya no lleva pañales para pasar a explicarle los espacios dentro de la escuela, que si el aula de psicomotricidad, que si el patio de recreo, que si el comedor…

Sigue la descripción de los adultos que acuden a esta escuela, ya sean maestras, auxiliares, encargados de la limpieza, directora o médico escolar; y por supuesto la preparación para acudir a la escuela y el viaje hasta ella.

Después la llegada al aula, la connivencia diaria, los juguetes disponibles en el aula, el espacio de recreo, las actividades extraescolares, el material de clase, el aprendizaje de formas, colores, letras, las normas de convivencia, las celebraciones de determinados acontecimientos, ya sea un cumpleaños o la fiesta de fin de curso.

Estas explicaciones de los diferentes aspectos de la escuela se acompañan de vistosas ilustraciones a todo color que detallan cada una de las normas explicadas o actividades desarrolladas.

Además, a lo largo de las páginas los pequeños lectores encontrarán sencillos ejercicios que podrán solucionar con la observación, por ejemplo, localizar en la lámina que ocupa dos páginas una serie de elementos cotidianos del aula que aparecen en una banda coloreada a pie de páginas; buscar en la doble página a los alumnos que aparecen en la parte inferior con sus nombres; explicar el estado de ánimo de algunos alumnos observando las imágenes; localizar que alumno faltó a clase ese día; localizar los juguetes del patio de recreo que se muestran en la franja inferior; asociar cada muñeco con su propietario; encontrar diferentes formas geométricas; o manzanas de diferentes colores…

Un libro entretenido para pasar una buena tarde con los pequeños lectores que han de iniciar su vida escolar, para facilitarle su integración y despejar dudas y miedos de sus mentes.

Los niños podrán seguir a sus protagonistas, que están perfectamente caracterizados, comentarán escenas cotidianas de un aula y reforzarán los primeros aprendizajes escolares.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: