‘El vientre vacío’: ¿Cuál es el precio a pagar por tener un hijo?

La reportera Noemí López Trujillo escribe El vientre vacío (Capitán Swing), un relato sobre la maternidad en una generación precaria.

Contratos temporales. Alquileres que superan más de la mitad del sueldo que llega mes a mes a nuestra cuenta. Si es en una ciudad grande —pongamos que hablamos de Madrid—, habitación compartida o un piso que difícilmente supera los cincuenta metros cuadrados. Si encima eres autónoma, la incertidumbre es una nube negra que te persigue día sí y día también. Y el deseo de ser madre. ¿Pero cuándo?

La reportera Noemí Trujillo López, especializada en temas sociales, feministas y sobre Violencia de Género, reflexiona en El vientre vacío sobre la maternidad y la precariedad.

No es país para madres

Trujillo López sitúa la maternidad desde la perspectiva del deseo tapizada por la inviabilidad. La precariedad como centro que impide “nuestro desarrollo como madres, profesionales, como mujeres”, señala María Sánchez en el prólogo.

“España encabeza el retraso en la maternidad en Europa y tiene la edad de tener el primer hijo más elevada del mundo”, apunta un estudio de la Universitat Autònoma de Barcelona. Ante lo que Noemí reflexiona: “Las dinámicas se han configurado para que todo dure poco: compra lo que vas a cenar hoy, ya vemos qué comes mañana; quizás en un mes no tengas trabajo; recuerda que en un año acaba el alquiler de tu piso”.

Con esta poca estabilidad vital y laboral, ¿cuál es el momento perfecto para decidir dar el paso y engendrar una vida?

Querer y no poder

Pruebas de fertilidad, congelación de óvulos, fecundaciones in vitro. En El vientre vacío, además de reflexionar sobre la precariedad, Noemí también pregunta, a ella misma y a otras mujeres, sobre el querer y no poder.

Miles de mujeres gastan miles de euros —más toneladas de energía e ilusión— en conseguir el que se convierte en un objetivo vital. Comienzan tratamientos para lograrlo, atraídas por anuncios como el de la Clínica IVI: “Un recién nacido o te devolvemos el dinero”.

Un mercado que se abre y se expande en ambas direcciones, también hacia las donantes de óvulos. Una actividad que, según la ley, debe ser de “carácter altruista” pero que las clínicas —como Ginefiv, señala Noemí— publicitan como “dinero urgente”.

Todo esto da lugar a que el lector se pregunte, se cuestione, se ponga en el lugar de la otra e intente comprender. ¿Dónde está el límite entre la necesidad y la obsesión ciega? ¿Cuánto de vital es tener un hijo de tu propia sangre y no tomar la vía de la adopción como una alternativa? ¿Hemos entrado al juego capitalista para engendrar una vida?

Un libro que, en palabras de la autora, conjura «una resistencia conjunta al vacío».

 

El vientre vacío de Noemí López Trujillo. Editorial Capitán Swing, 2020. Rústica con solapas, 128 pp., 16 €.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: