‘A la sombre de la inmensa cuchara. Informe Confidencial’ de Graciela Montes y Gustavo de Roldán.

A la sombra de la Inmensa Cuchara

A la sombre de la inmensa cuchara. Informe Confidencial de Graciela Montes. Ilustraciones de Gustavo de Roldán. Editorial Bambu, 2020. 145 x 210 mm, 128 pp., 8 €, (+ 12 años).

Por José R. Cortés Criado.

«Tadeo Antúnez, en cambio, mi querido y enloquecido maestro, nos incita a acercarnos más y más al cero, sin miedo, seguro de que daremos vueltas y vueltas a su alrededor y acabaremos por derrotarlo.»

Graciela Montes: A la sombra de la inmensa cuchara.

Como su título indica, se trata de un informe elaborado por un investigador que dedicó toda su vida a investigar cómo los habitantes de este mundo se achicaron tanto. El tema no es baladí.

Resulta que los Antúnez, todos los habitantes llevan el mismo apellido, porque son los únicos supervivientes al achicamiento general; hubo otros grupos que desaparecieron totalmente, ya que el achicamiento no se detuvo hasta que llegaron al tamaño cero y dejaron de existir.

Pues bien, este señor llegó a la conclusión de que el origen de todos sus problemas está en el helado de vaca, este es el causante de la progresiva pérdida de tamaño de los Antúnez.

Todo comenzó cuando un antepasado empezó a achicar a su vaca preferida; pasó de llamarse Bubulina a Bubuli, después a Bubu y terminó siendo Bu; conforme se achicaba su nombre lo hacía su tamaño.

Para elaborar el helado, primero había que batir a las vacas; después, ordeñarlas, echarle unas raspaduras de cuerno y, por último, tomarlo. Un auténtico placer para todos los humanos, que llevaba con él la desaparición de la especie.

Tras minuciosos detalles del proceso de achique de los rumiantes y otras especies, del peligro que para los hombres y mujeres suponía esa pérdida de estatura, de los grandes cataclismos que sufrieron sus antepasados y de los problemas actuales, concluye que  todo se deben al helado de vaca.

Así vemos un mundo donde los escarabajos son los actuales autobuses, las amebas son animales de compañía, los piojos son mascotas infantiles… para que el lector se haga una idea d ellos problemas de este grupo, bate recordar el título, toda la población vive a la sombre de la Inmensa Cuchara.

Nadie comprende cómo esa cuchara gigantesca pudo ser utilizada para comer por uno de sus ancestros, ni cómo en un cajón de un mueble antiguo pueden vivir muchas familias, o cómo los niños con sus piojos mascotas desaparecieron entre el polen de una rosa…

En fin, que este señor descubrió cuál era el problema y hasta la posible solución para detener ese achicamiento, aunque todos saben que el tamaño no importa, la población siempre se adaptan a las reducciones y a su entorno.

Esta extraña obra, algo delirante, nos lleva a un mundo donde la fantasía campa a sus anchas a la hora de explicar el origen de la existencia de estos seres que embeben cada cierto tiempo de forma regular, aunque a veces lo hacen de forma brusca.

Este libro hará pasar un buen rato a los lectores, que se imaginarán ese mundo, donde los seres humanos comparten espacio con los seres vivos, que hoy no vemos a simple vista.

Espero que no tomemos en cuenta el proceso de achicar vacas para evitar problemas a las generaciones futuras.

El simpático texto está acompañado por ilustraciones en blanco y negro de Gustavo Roldán que reflejan algunas d ellas escenas contadas, ya se el pedir en matrimonio a la novia subida en lo alto de una escalera, ver lechugas gigantes o dibujada la gran tormenta.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: