La historia de Dash & Lily emociona al público

Dash & Lilly

Por Elena Fernández Rodríguez.

Además de los villancicos, los mazapanes y las celebraciones familiares, si hay que caracteriza a la Navidad son las comedias románticas. El ambiente conciliador y festivo de estas fechas tan señaladas se presta fácilmente a soñar y dar rienda suelta a nuestra imaginación. Los guionistas y los escritores parecen ser conscientes de ello y lo aprovechan siempre que pueden. Si bien podría resultar un recurso muy trillado, no solo caemos una y otra vez en sus garras si no que también gracias a ello se han creado grandes clásicos. En esta ocasión nos encontramos ante una de las series del momento, Dash & Lily. Desde que se estrenase el pasado 10 de noviembre en Netflix nadie deja de hablar de ella.

Nos trasladamos a Nueva York. Dash, un chico cuyos padres están divorciados, se dispone a pasar las navidades solo sin que nadie se entrometa en su camino. No es un gran admirador de estas fiestas y prefiere huir del espíritu navideño que desprende el resto del mundo. En el otro extremo tenemos a Lily. Ama esta época del año y está emocionada por poder disfrutarla una vez más junto a su familia. Sin embargo, en esta ocasión tanto sus padres como su abuelo han decidido viajar lejos de casa sin ella y sin su hermano para pasarlas de una manera diferente, por lo que se quedará sola en casa. Así surge la idea que unirá sus caminos. ‘Do you dare?’ (‘¿te atreves?’) será el título del cuaderno que preparará Lily con el objetivo de buscar a su alma gemela y encontrar la magia de la Navidad. Lo dejará en una de las estanterías de su librería favorita, que casualmente también es uno de los lugares preferidos de Dash.

Todo lo que ocurre a continuación es una serie de retos y confesiones que les ayudará tanto a conocerse a ellos mismos como entre sí y que les permitirá pasar unas vacaciones de lo más entretenidas. A pesar de ser completamente distintos, poco a poco hallarán la manera de complementarse y cuando quieran darse ya se habrán enamorado el uno del otro sin ni siquiera haberse visto en persona todavía. Desde el primer capítulo la trama consigue mantener en vilo y enganchar hasta el final a los espectadores. Si a eso le sumamos que son episodios cortos de alrededor de treinta minutos, lo más seguro es que no podamos de verla hasta saber el desenlace.

Si estás emocionado por la inminente llegada de la Navidad, eres un aficionado de las comedias románticas y estás buscando algo nuevo no puedes perderte la última producción de Netflix. La historia de amor de Dash & Lily te está esperando.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: