Madame Curie, la nueva película sobre la científica polaca

Madame Curie

Por Elena Fernández Rodríguez.

Madame Curie, cuyo nombre original en inglés es Radiactive, se estrenó el viernes 4 de diciembre en los cines de nuestro país. Marjane Satrapi, conocida por escribir la novela gráfica Persépolis y por dirigir su adaptación cinematográfica, está al mando del nuevo filme basado en la vida de la gran Marie Curie. El proyecto comenzó en 2017 y terminó de rodarse en 2019. Ahora ha llegado a la gran pantalla para mostrarnos los logros de Curie desde un punto de vista diferente. Si te llama la atención la vida de una de las científicas más reputadas e importantes de todos los tiempos, no dudes en ir a verla.

La trama comienza enseñándonos a una Marie Curie mayor y deteriorada por la edad y los efectos de la radioactividad y poco a poco irá desgranando tanto los momentos más importantes de su vida, empezando por el pequeño accidente por el cual conoció a Pierre Curie, como los avances y las consecuencias de sus descubrimientos. Lo que resulta llamativo de la película de Satrapi está íntimamente relacionado con los saltos temporales y la gran capacidad que tiene esta directora para mantener el ritmo y la coherencia de sus historias a pesar de hacer giros tan radicales.

Sí bien algunos críticos han tachado a la dirección de demasiado ambiciosa y a los guionistas de melodramáticos y sosos por no saber captar ni explicar adecuadamente la relevancia de los descubrimientos de Pierre y Marie Curie para la ciencia y la humanidad, lo cierto es que el resultado final da muestra de un trabajo rebelde y soberbio hecho a conciencia. La construcción de los personajes, al igual que la manera en la que se desarrollan los acontecimientos, permiten que el espectador empatice con la protagonista como con su esposo a pesar de sus diferencias y que, además, no pierda el interés ni el hilo con los saltos temporales.

Por si fuera poco, la interpretación de Rosemund Pike (Marie Curie) y de Sam Riley (Pierre Curie) son impecables y tienen un papel fundamental a la hora de valorar el esfuerzo de esta producción. La historia amorosa y profesional que unió a los dos científicos es fundamental para entender parte de la evolución de la protagonista, puesto que será uno de sus pilares más importantes.

No te lo pienses dos veces y compra las entradas para ver Madame Curie. ¡No te defraudará!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: