‘Noelia viste de lunares el mundo’ de María Isabel Borda Crespo

Noelia viste de lunares el mundo

Noelia viste de lunares el mundo de María Isabel Borda Crespo. Ilustraciones de José Luis Espuelas. Editorial Pirámide, Colección PsicoCuentos, 2020. 198 x 198 mm., 64 pp.,12,50 €, (+ 3 años).

Por José R. Cortés Criado.

“Así fue cómo la cebra Noelia se dio cuenta de que nunca tendría un vestido más original y único como su propia piel, y que quererse como era, con lunares en su piel, había sido su primer  verdadero éxito.” María Isabel Borda Crespo: Noelia viste de lunares el mundo.

 

Simpática historia cargada de sensibilidad que nos hace reflexionar sobre la autoestima. María Isabel Borda Crespo nos trae un cuento sencillo, en apariencia; complejo, en su mensaje. Y no es para menos, se trata de poner a los pequeños lectores ante sí mismo y comenzar a valorar las cosas importantes de la vida.

Y nada hay más importante que aceptarnos tal como somos. Esta lección la aprende la cebra Noelia después de un periplo de aprendizaje lejos de su familia. La pobre cebra tenía su cuerpo cubierto de círculos negros y se sentía rara, muy rara. No entendía por qué ella era tan diferente a sus congéneres.

Cansada de sufrir por su aspecto, cierto día cogió la maleta y se fue a la ciudad. Necesitaba cambiar de aires y buscar el sentido de su existencia. La pobre no sabía qué hacer, no había jabón que le borrase sus lunares, no había pintura que los cubriese permanentemente, pero lo que desconocía es que había otra manera de superar su problema.

La solución la encontró en una firma de moda. Comenzó a vestir a los demás con telas de lunares coloristas y se sintió feliz, porque, al fin, era una cebra segura de sí misma, elegante, decidida y valiente.

Con sencillez, la autora nos lleva por ese viaje de madurez, que todos necesitamos realizar en nuestra vida, para alcanzar unos niveles de autoestima necesarios para una vida plena. Saber enfrentarse al problema de forma positiva y alegre, como la protagonista, hace que los pequeños crezcan, se desarrollen y se hagan mayores.

Seguro que esta historia gusta a grandes y pequeños por su temática y sus valores. Su lectura ayudará a sopesar la importancia de ser diferente, desterrando el querer ser igual que todos los demás. Cada uno es como es y debe serlo sin temor.

Al final del cuento hay unas páginas de actividades. Algunas son de preguntas directas, otras de ordenar unas imágenes y otras de opinión.

El texto está acompañado de unas simpáticas ilustraciones de José Luis Espuelas, que nos muestra una preocupada Noelia en su entorno natural, al inicio de la trama; y una coqueta, feliz y decidida cebra, al final, tras su proceso de madurez.

Este cuento se vende en una carpeta con otro libro, titulado La autoestima de Esperanza García Sancho. Se trata de un manual para padres y educadores que puede servirles de guía a la hora de educar a niños y niñas.

En su interior hay información interesante, contrastada, y una serie de consejos prácticos para trabajar la autoestima. Además de los datos, se ofrecen unas fichas donde aplicar lo aprendido para reforzar la competencia y la aceptación, recoger datos de los pequeños y de los padres.

Interesante este tándem de la colección PsicoCuentos que nos hace leer, observar y solucionar el problema de la autoestima.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: