‘Coco el elfo’ de Aaron Blabey

Coco y Elfo
Coco y Elfo

Coco el elfo de Aaron Blabey (Texto e ilustración). Editorial Anaya, 2020. 245 x 260 mm., 28 pp., 12,95 €, (+3 años)

Por José R. Cortés Criado.

“¡Te pedí una montaña de regalos y cosas chulas! Así que ¿dónde está el resto, vejete, gordinflón y caradura?”

Aaron Blabey: Coco el elfo.

 Vuelve Coco, personaje muy especial este perro pug, también llamado carlino o doguillo, que ya conocemos en este blog por su anterior entrega Coco el perro, en la que se dio a conocer a nuestro público.

Coco es un perro con un poco de malhumor, puede que le ayude esa cara poco amigable a mostrar su mal genio. Si en el anterior libro quería todos los regalos para él, aquí vuelve a suceder algo similar.

Nuestro protagonista está en casa, muy emocionado, es Nochebuena y espera con ansiedad la llegada de Papá Noel. Había escrita una extensísima carta pidiendo miles de regalos y, por supuesto, no quería dormirse hasta comprobar que su pedido llegaba correctamente.

Su amigo Nicolás, un perro más tranquilo y bondadoso, solo pidió, a Papá Noel, que le trajese algo bonito y se fue a la cama sin problemas.

Coco no se durmió y cuando vio los regalos que había dejado ese señor de barba blanca vestido de rojo, le gritó exigiéndole todo lo que había encargado. El pobre Papá Noel decidió subir rápidamente por la chimenea y seguir con su reparto, pero Coco no están dispuesto a dejar pasar el asunto.

Se lanzó a por él, le mordió en en el trasero con tanta intensidad que se quedó enganchado al pantalón. Papá Noel llegó a su trineo con Coco en el pompi y se fueron por los aires.

Como la ropa cedió, Papá Noel hubo de seguir su reparto con un siete en el pantalón y nuestro amigo inició un regreso a tierra de forma abrupta, menos mal que a amortiguó su caída un árbol de navidad.

Simpática, fresca, ingeniosa y divertida historia que hará reír a grandes y pequeños dado el mal genio de Coco y las consecuencias que le acarrean sus decisiones.

Las ilustraciones son llamativas, tanto por el aspecto navideño del protagonista, la imagen de Papá Noel, que no sale de su asombro ante tamaña agresión, como por el aspecto mágico del grupo de renos que lo transporta por el cielo.

Aaron Blabey vuelve a acertar con este álbum ilustrado de pasta dura, en la línea de sus otras obras que podrás conocer si pinchas en este enlace. Siguen llamando la atención los enormes ojos de sus personajes, que le sirven como marca personal al autor.

Este álbum ilustrado lleva mas de seis millones de libros vendidos y contiene 100 pegatinas perrunas al final del texto. En las primeras guardas se puede ver la petición de Nicolás a Papá Noel; en las últimas guardas podemos leer los regalos que Coco encargó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: