Soluciones ante la infertilidad fuera de España

 

La gestación subrogada es una forma de reproducción asistida en la que, además de los futuros padres, participa una mujer que gesta el futuro bebé. El embrión puede ser el resultado de una inseminación artificial o de una fecundación “in Vitro” y los gametos pueden proceder de uno de los progenitores y de una donación, de los dos progenitores, o de donaciones. Una técnica que suelen intentar aquellos que tienen dificultades para gestar por problemas de salud u otros.

Gestación subrogada

Hay que tener en cuenta que en España los tratamientos de gestación subrogada no están permitidos por la Ley de Técnicas de Reproducción Asistida. El artículo 10 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida establece que el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o tercero es nulo de pleno derecho.

Pero también hay que saber que es totalmente legal para un ciudadano español tener un hijo o hija por esta vía en un país donde sí está regulada. Por eso se puede recurrir a la
gestacion subrogada canada ya que en este país hay una ley que permite la gestación subrogada en Canadá a extranjeros.

Recurrir a la gestación subrogada

La gestación subrogada puede ser la solución para aquellas personas que tienen problemas físicos o de salud que les impiden gestar. Suelen utilizar este medio mujeres con problemas de salud que les impide gestar o varones que no tienen pareja y que desean ser padres.
Esta técnica tiene lugar cuando, mediando un acuerdo o contrato, una mujer, con plena capacidad de obrar, consiente libremente en llevar a cabo la gestación, con el compromiso irrevocable de entregar el nacido a los otros intervinientes que, a todos los efectos, serán los progenitores o padres.

La gestación subrogada en Canadá

Hay que tener en cuenta que la gestación subrogada es legal en países como Canadá, Estados Unidos, Rusia, Ucrania, Georgia, Grecia, Reino Unido, Australia e India. En todos ellos esta modalidad reproductiva está permitida para extranjeros pero no hay que olvidar que existen diversos matices que hay que respetar en cada uno. Por eso, lo mejor antes de iniciar un proceso de gestación subrogada es informarse de los pros y los contras de cada país para no llevarse sorpresas.

Como hemos señalado, en Canadá existe una ley que permite la gestación subrogada a extranjeros. Pero hay que tener en cuenta es que también existe una ley altruista que pone un límite al importe que puede recibir la gestante como compensación, que debe incluir sus gastos médicos. Por eso las gestantes canadienses suelen pedir una cantidad que suele estar entre 35.000 y 45.000 dólares USA que es lo que cuesta en EEUU.

También hay que tener en cuenta que pagar el exceso, es un delito penal que se paga con la cárcel en este país. Además, está prohibida la intermediación ya que la ley dice que la gestación por sustitución en Canadá está permitida “siempre que sea altruista, es decir, la gestante tiene prohibido por ley percibir ninguna retribución económica, salvo los gastos médicos que serán por cuenta de los padres comitentes. Así, también queda prohibido la intermediación o la publicación de anuncios para obtener servicios de una gestante“. Incumplir esta ley puede implicar graves delitos.

 

 

1 pensamiento sobre “Soluciones ante la infertilidad fuera de España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: