‘Los del medio’ de Kirsty Applebaum

Los del medio
Los del medio

Los del medio de Kirsty Applebaum. Editorial Bambú, 2020. 120 x 145 mm, 272pp., 11,90 €, (+ 11 años).

Por José R. Cortés Criado.

«Ser valiente no significa no tener miedo. La

verdadera valentía consiste en sentir miedo y,

pese a ello, seguir adelante y hacer lo que

uno tiene que hacer.”

Kirsty Applebaum: Los del medio.

El título hace referencia a la escala de los hermanos: los mayores, los pequeños… los del medio. Y esto trae consigo los recuerdos cuando los primogénitos eran los únicos que heredaban y nacían con una carga extra de responsabilidad; los pequeños eran los mimados y los del medio se llevan la peor parte, pasan más desapercibidos y hacen las tareas más ingratas.

De eso trata la novela. La trama se desarrolla en una sociedad distópica. Sus miembros viven en un espacio muy acotado, tienen totalmente prohibido salir de su entorno, solo se relacionan con sus vecinos, temen a los que viven en su exterior, subsisten con los productos que extraen de sus tierras y algunas otras cosas que les proporciona la alcaldesa.

Es la única persona que tiene contacto con el exterior y trae productos que ellos no poseen, ya sea ropa de abrigo, bombonas de gas o plátanos. Su autoridad es inquebrantable, sus órdenes se cumplen sin rechistar y todos obedecen sin manifestar duda alguna. Desde que nacen aprenden las normas de confinamiento, es la primera canción que escuchan y cantan diariamente.

Los mejores del grupo son los mayores. Todos los elogios son para ellos, los premios, también, y la responsabilidad de salvar a los ancianos del poblado. Viven así porque hay una guerra interminable que necesita ampliar su ejército continuamente, y ahí es donde van a parar los chicos y las chicas cuando cumplen catorce años. Todas las familias deben entregar su primogénito para a causa.

Los mayores son héroes, son especiales, son valientes y miserables serían las familias que no lo enviasen a la Guerra Silenciosa, de ellos dependen las vidas de padres, madres y hermanos. Se sacrifican por los demás.

La protagonista de esta historia, una joven del medio, siente envidia de los mayores porque sus méritos no se le reconocen a pesar de ser mejor estudiante que su hermano mayor, porque todos los halagos son para los mayores, los mimos…, sobre todo, cuando se acerca la fecha de su cuadragésimo cumpleaños, cuando se celebra la gran fiesta, la última con los suyos. Luego vendrá el honor y la gloria en esa guerra continua. Su hermano pequeño también destaca por su astucia e inteligencia, y también es infravalorado.

Tienen sus héroes, con sus monumentos en las plazas, sus normas rígidas, su falta de libertad, sus miedos y sus ignorancias; ya nadie sabe cuándo empezó esa guerra, cuándo podrá acabar y cuál es el destino de sus vástagos, pero el temor a los habitantes del exterior, con los que están en guerra es mayor, los llaman los errantes. Son considerados mugrientos, malignos y mentirosos.

La vida cotidiana se altera para la joven protagonista cuando conoce a una errante, que es buena persona, que se hacen amigas, que tiene a su padre enfermo, a los que ayuda dándole comida y medicinas, pero su deber como ciudadana ejemplar la obliga a denunciarlos y todo cambia para las dos amigas y para el pueblo.

Una serie de acontecimientos nuevos mueven los cimientos de esa sociedad, ya nada sería como antes y los habitantes de Fennis Wick asisten, atónitos, a una nueva época, ven la realidad tal como es. Ya no son los héroes los mayores, ahora aceptan a la del medio como un ser especial, con una gran capacidad, la joven protagonista ha demostrado que cualquier persona puede hacer lo que se proponga, siempre y cuando sea una buena persona.

Interesante historia que nos sitúa frente a sociedades de rígidas normas que viven ancladas en un pasado al que consideran inamovible a pesar de los cambios que sufren sus habitantes y sus circunstancias.

La trama es muy ágil y te tiene intrigado hasta su desenlace. Las ideas de una niña inocente, sus deducciones y los acontecimientos diarios crean una atmósfera de misterio e intriga que avanza página tras página. Al final del relato el lector no puede dejar la lectura. Los jóvenes seguro que disfrutarán leyéndola.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: