¡Esa fruta es mía!, de Anuska Allepuz

Apple

¡Esa fruta es mía! de Anuska Allepuz. Ilustraciones de Anuska Allepuz. Editorial Andana, 2018, 32 pp., 14,15 €. 

“¡MÍA!, grita cada elegante. ¡Mía, mía, mía, MÍA!”

 Anuska Allepuz nos cuenta la historia de cinco elefantes, cada uno aficionado a un tipo específico de fruta, como mangos, cocos, kiwis, plátanos y piñas.

Un buen día, en lo más profundo de la jungla, los elefantes vieron un árbol nuevo a la distancia, era un árbol muy alto y reluciente. En la parte más alta colgaba la fruta más deliciosa que cualquiera de ellos ha visto alguna vez. “¡MÍA!, grita cada elefante”. Pero ¿quién llegará primero a ese manjar similar a una pera?

De pronto, cada uno de los elefantes empezaron a elaborar una estrategia particular para poder llegar a lo más alto del árbol y conseguir el tesoro. Sin embargo, todos van fracasando en su intento solidario.

Paralelamente a las expediciones individuales de los elefantes, las dobles páginas en la parte inferior, escritas en letras muy pequeñas, nos muestra una ilustración de cinco ratoncitos que también se fijan en la codiciada fruta.

De igual manera, las pequeñas criaturas organizan un plan efectivo para conseguir el objetivo. Esta valentía inspiró a los elefantes, quienes se dieron cuenta de que tienen mucho que aprender de este pequeño grupo de ratones que se niegan a rendirse.

Sin duda, uno de los aspectos más importantes de este libro es fomentar la interdependencia y la autonomía. A través de estas facultades, no solo aprende el valor de trabajar en equipo. También toma conciencia de que todos dependemos de alguien para hacer las cosas bien y tener éxito en la vida.

Por otra parte, la literatura infantil también se ha convertido en una forma de inculcar a los niños buenos hábitos alimenticios. Algunos de estos libros enseñan, por ejemplo, que el consumo de productos con numerosas cantidades de azúcar o ultra procesados son dañinos para la salud. Asimismo, obras infantiles como Una cocina tan grande como un huerto, destacan que las frutas y verduras son alimentos ricos en vitaminas. A través de sus páginas, se muestran ilustraciones muy llamativas para los niños, así como recetas de primeros platos, segundos e incluso postres saludables.

Otro de los aspectos que menciona el texto es el desarrollo de una actitud crítica. Con el trabajo en equipo los niños y niñas, en interacción con sus compañeros, construyen sus propios conocimientos y van desarrollando un pensamiento crítico.

Además, Allepuz busca impulsar las habilidades sociales y mejorar las relaciones en grupo. Esto obliga a los niños a negociar, exponer sus puntos de vista con respecto, respetar a los compañeros y empatizar con ellos.

Sobre la autora española, Anuska Allepuz estudió Bellas Artes en la Universidad de Salamanca (España). Durante este periodo le concedieron una beca en Italia y al terminar su licenciatura asistió a la Universität der Künste Berlín (Alemania).

Su trabajo fue seleccionado en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil de Bolonia (Italia). Actualmente vive en Londres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: