#ConVinoConTodo de Meritxell Falgueras, gana el Premio Gourmand al mejor libro de educación vinícola 2021

#ConVinoConTodo
#ConVinoConTodo

«El vino es compartir. Abrir una botella en un momento de felicidad máxima, tomarte la última copa con tu pareja  antes de irte a la cama. El vino es hard work, pasión, resiliencia, sueños, sinceridad, naturaleza, tenacidad, cultura…» Así lo define José R. Andrés, el prestigioso e internacional chef español, en el prólogo del libro #ConVinoConTodo (Oberon), escrito por Meritxell Falgueras cuyo grito de guerra no es otro que «vivir el vino con todos los sentidos».

Ella lo ha tenido claro siempre: «los buenos vinos son los que te han hecho disfrutar», porque afirma que «lo importante es saber distinguir dos tipos de vino: los que te gustan y los que no». Sencillo, ¿verdad? Pues así es este libro, un paseo por los sentidos, para que sean «ellos» los que nos digan qué vino es el mejor y qué cualidades debo tener en cuenta para elegirlo.

El olfato entra en juego para percibir los aromas del vino. El gusto, fundamental, para valorar su calidad, la estructura, el equilibrio, la armonía, la persistencia. La vista que nos permite determinar su limpidez y brillo, el color y su intensidad. El tacto y el oído también son imprescindibles en la cata. Después, solo queda practicar, probar y descubrir nuevos sabores para que, al probar el vino, podamos analizar todas esas sensaciones recibidas a través de nuestros sentidos. Y, no olvidemos, nuestro sexto sentido, la intuición, que también tiene mucho que ver en esto de catar. «Las claves de la degustación están en la memoria y en la educación de los sentidos», afirma la autora y añade que «¡todo lo demás es práctica!».

Hay muchos mitos en torno al vino como, por ejemplo, «cuanto más viejo, más bueno», «el vino rosado no es de calidad», «el sabor del vino es mejor después de dos días abierto» cuando en realidad lo impor-tante es: ¿te gusta el vino? ¿combina bien? ¿has pasado un buen rato bebiéndolo? «Lo que quiero es llevarte de la mano hacia el mundo del vino de una forma sencilla y atractiva», afirma Meritxell.

El vino no está reservado a unos pocos privilegiados, a aquellos con una situación económica que les permitan adquirir los más caros o a personas mayores. El vino no distingue ni por edad ni por género y eso es lo que quiere conseguir con este libro. Acercar el apasionante mundo del vino a jóvenes, mujeres y hombres de toda edad y condición. Entender de vinos no es complicado: solo se necesitan ganas, ilusión, intuición, práctica y una base para poder apreciarlos más. Y Meritxell asegura que después de leer #ConVinoConTodo serás capaz de contestar a preguntas como estas: ¿Qué vino tengo que pedir para quedar como un experto? ¿Qué le pasa al vino que tengo almacenado en el garaje? ¿Por dónde se sujeta la copa? ¿Importa la apariencia del vino? O ¿Qué tengo que preparar para hacer una cata casi profesional en casa?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: