‘Los libros de la señora Jella de Kathy Stinson

Los libros de Jella
los libros de Jella

Los libros de la señora Jella de Kathy Stinson. Ilustraciones de Marie Lafrance. Editorial Juventud, 2020. 255 x 235 mm., 32 pp., 14 €, (+ 7 años).

Por José R. Cortés Criado.

“Volvamos a poner en su sitio este mundo del revés, empezando con los niños. Ellos nos mostrarán a los adultos el camino a seguir.” Jella Lepman.

Este álbum ilustrado nos muestra un Alemania después de la Segunda Guerra Mundial. Tanto las imágenes como los textos reflejan las miserias después de una guerra. Una ciudad destruida, niños sin tener dónde acudir, mujeres intentando limpiar sus ciudades…

Entre los habitantes del lugar, encontramos a una niña Annelise y su hermano, Peter, que se sorprenden al ver que muchas personas, sobre todo niños, entraban a un gran edificio. Pensó que a lo mejor daban comida y como tenían hambre, decidieron entrar.

Dentro no había comida para el estómago, sí para la mente. La niña recordó cuando su padre la llevaba a la biblioteca y le leía Winny de Puth antes de acostarse. Estaban tan absortos que no se dieron cuenta de que iban a cerrar. Peter quiso llevarse un libro de un elefante con traje, pero nadie podía sacar los libros, sí podrían volver cuantas veces quisiesen.

Y así transcurre la historia, entre las miserias, la venta de cualquier cosa que hubiese en casa para poder comer, las visitas a la casa de los libros, a las lecturas de aquella señora, a soñar con Pipi Calzaslargas y su caballo,

Bonito libro que rinde homenaje a Jella Lepman. Esta señora nació en Alemania, país del que tuvo que huir por ser judía en 1933, tras acabar la guerra regresó a su país natal y le encomendaron el trabajo de ayudar a todos los niños alemanes tras la barbarie de la guerra. Pensó que aquellos niños necesitaban comida y, también, libros.

Estaba convencida que la cultura podría crear puentes de entendimiento entre las personas y la exposición itinerante la formó con donativos de libros de veinte países a los que ella solicitó colaboración. Entre los libros referidos están: El cuento de Ferdinando de Munro Leaf y Roberet Lawson e Historia de Babar, de Jean de Brunhoff, que son citado en el cuento.

La exposición viajó por Múnich, Stuttgart, Frankfurt y Berlín. Consiguió editar 30.000 copias de El cuento de Ferdinando, libro que fue prohibido por Hitler, y fueron donadas a los niños visitantes de la exposición.

Jella Lepman creó en 1949 la primera Biblioteca Internacional de la Juventud, que hoy tiene su sede en el castillo de Blutenburg de Múnich. Fue una de las fundadoras de la Organización Internacional del Libro Juvenil (IBBY)

Excelente libro que nos actualiza la vida de tan singular mujer que supo empoderar el valor de los libros para acercar a los habitantes de este planeta, independientemente de su país de origen.

El álbum está ilustrado por Marie Lafrance, que con trazo finos y seguros nos refleja la situación de cualquier ciudad alemana tras la guerra; predominan los colores grises de fondo y en las ropas de sus personajes, hay algo más de color en los dibujos de la exposición de libros; en ella, se reflejan portadas originales de títulos citados y predominan los tonos celestes en las imágenes que reproducen los sueños infantiles.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: