‘La capitana Tragaldabas y el marinero Ojo de Águila’ de Oriol García Molsosa y Guridi

La capitana Tragaldabas y el marinero Ojo de Águila
La capitana Tragaldabas y el marinero Ojo de Águila

La capitana Tragaldabas y el marinero Ojo de Águila de Oriol García Molsosa. Ilustraciones de Guridi. Editorial Combel, 2021. Cartoné, 32 pp., 255 x 195 mm., 11,90 € (+ 3 años).

Por José R. Cortés Criado.

“Una historia de piratas necesita un barco, una capitana, una tripulación, un mapa del tesoro… ¡y un suculento tesoro!”

Simpatiquísima historia que nos trae recuerdos infantiles y nos hace partícipes de tan singular singladura, la de esta pirata que no cesa en su empeño hasta conseguir su apetitoso botín.

La historia comienza contándonos cómo montar un barco pirata: una caja de cartón, un palo de escoba, una camiseta a rayas… y una capitana, Lola, más conocida por otro sobrenombre al ser capaz de comerse cinco ballenas para cenar.

Después le hace falta un marinero, un plano del tesoro, izar velas, una mar picada, un loro-pinza… y llegar hasta su objetivo. Paso a paso, y pensando en la comida, la navegación avanza a gritos de su capitana  que tan pronto dice: “gratinad las alcachofas”, como se pone a comer galletas de chocolates aunque estén mojadas finalice con un festín chocolatero.

Esta trama tan sencilla está cargada de simbología e imaginación y los dos protagonistas atraviesan mares y océanos en busca de un gran botín, que además es suculento. Los pequeños lectores sabrán disfrutar de la travesía y seguro que habrán imaginado más de una vez navegar sin salir de casa.

Los lectores que los acompañen en tan singular viaje disfrutarán de todo y entenderán como una pinza de la ropa puede convertirse en un loro pirata, entre otras maravillas.

La gracia del texto se ve amplificada con los dibujos a color de Guridi, que nos muestra una capitana con pañuelo en la cabeza y cabellera al viento, en compañía de su grumete en tan original barco.

Las escenas dibujadas son simpáticas y reflejan los aires de aventuras que se viven página tras página, ya sea cuando se enfrentan a fantasmas, a la Acelga Salteada o confiesan haber devorado el tesoro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: