‘Una noche con ella’: verdades y mentiras en la vida de Loles León

Una noche con ella
Una noche con ella

Cualquier fan ha soñado, al menos una vez, con disfrutar de una velada junto a esa persona a la que tanto admira. Oír cómo sale de su propia boca, en vivo y en directo, el relato de su vida. Pues bien, si alguna vez has deseado este encuentro con Loles León, tienes una buena noticia: tu sueño se ha hecho realidad.

Porque entrar al teatro a ver ‘Una noche con ella‘ es como tomarse esa cerveza con Loles mientras te cuenta su historia. Con mucho más glamour, está claro. Eso se demuestra desde el momento en que entras al patio de butacas del Teatro La Latina y ya ves el telón bajado, reluciente de purpurina y brilli-brilli.

Ver este espectáculo es como viajar unos años al pasado —a ese pasado que muchos de nosotros ni siquiera vivimos—, donde el teatro de revista llenaba el escenario de música, glamour y risas. Con una escenografía sencilla, pero ella y su equipo no necesita más. Y es que la León está muy bien acompañada por el pianista Yeyo Bayeyo y los actores-bailarines-cantantes (de todo, y todo lo hacen bien) Briel GonzálezFran del Pino.

Pero, ¿qué hay de verdad y qué de mentira en toda esta historia? Loles, al comienzo del espectáculo, lo deja claro al público: en su relato la realidad y la ficción se entremezclan. La historia y la fantasía se fusionan… Y que sea el propio espectador o espectadora el que saque sus propias conclusiones.

Una noche con ella

Lo que está claro es que Loles sabe meterse al público en el bolsillo. Ella en sí misma es un personaje provocativo y deslenguado, y aquí se convierte en una especie de cuentacuentos que encandila y atrapa a los espectadores, les da la mano y hace que le acompañen por su propia historia.

Esto, por supuesto, se ha conseguido también gracias al trabajo de José Luis Iborra a la hora de elaborar la dramaturgia. Un trabajo biográfico —con alguna mentirijilla, ya hemos dicho— que solo puede hacer un gran amigo. Y también destaca de Iborra su diestro manejo de la puesta en escena. Hay pocos elementos más allá de unas cuantas maletas, pero manejadas con tan buen gusto que el público se transporta allá donde los artistas quieran.

Y volvemos, porque se merecen que volvamos, a los acompañantes de Loles. González y del Pino, si duda alguna, son uno de los puntos fuertes del montaje porque desbordan talento y un gran dominio de la técnica vocal y la danza. Brillan y, por momentos, todo hay que decirlo, eclipsan. Sobre todo en un número musical en el que, con sus respectivos chorros de voz, ponen los pelos de punta a cualquiera que comparta espacio con ellos.

En definitiva, pocas veces se tiene la oportunidad de entrar a un teatro y vivir la experiencia que supone ‘Una noche con ella’. No todos los días te cuenta la historia su propia protagonista. Y, más aún, si la protagonista de la que hablamos es Loles León, que tiene muchas ganas de comerse un buen… escenario.

Una noche con ella
Una noche con ella

Una noche con ella
Hasta el 13 de marzo en el Teatro La Latina.

Escrita y dirigida por José Luis Iborra.
Reparto: Loles LeónBriel GonzálezFran del PinoYeyo Bayeyo (pianista).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: