Crítica de ‘The Batman’: Puro cine noir en una de las mejores películas del superhéroe

The BatmanThe Batman

Había muchas, muchísimas ganas por The Batman. La nueva versión del héroe de Gotham llegaba después de unos años muy convulsos en DC, donde su universo cinematográfico no termina de despegar y el Batman de Ben Affleck no acaparaba el protagonismo que un personaje de su importancia debería. Ante este frente abierto llegó Joker, una adaptación libre e independiente que se olvidó de todos los proyectos que se estaban haciendo en la compañía. Y funcionó. Dos años después, es el propio Caballero Oscuro el que recoge el testigo con una película propia que llevaba mucho tiempo gestándose y que nuevamente parte desde cero, lejos del ruido del DCEU. Y sí, la fórmula vuelve a funcionar. Protagonizada por Robert Pattinson y dirigida por Matt Reeves, la cinta se estrena en cines el viernes 4 de marzo.

The Batman nos sitúa en Gotham en el segundo año del joven Bruce Wayne como Batman. Figura de la noche, vigilante que atemoriza a los criminales de los bajos fondos, un día se verá envuelto en un caso muy diferente. El alcalde ha sido asesinado a sangre fría en su propio domicilio y el culpable ha dejado pistas de su siguiente movimiento, retando directamente a Batman a encontrarlo. Así, de la mano del policía James Gordon, tratará de encontrar al sanguinario Enigma y juntos poner fin al macabro juego del villano. Poco a poco, el caso se va enredando a medida que los trapos sucios de la ciudad de Gotham quedan expuestos sin remedio. En su detectivesca cruzada, el murciélago se cruzará con personajes de sobra conocidos: Selina Kyle, el Pingüino, Carmine Falcone…

The Batman

Era muy complicado sorprender con una adaptación del personaje y su mundo, eso es innegable. En cine ya se han visto aproximaciones de todas las maneras posibles: estrambótico, comiquero, cutre, apegado a lo realista… Quizá ese último estilo ha sido el que mejor había funcionado hasta ahora. Ahí están las tres películas del Caballero Oscuro de Christopher Nolan, que cambiaron para siempre el paradigma del cine de superhéroes. Y pese a que el propio Reeves insista en que The Batman es muy diferente a lo hecho hasta ahora, lo cierto es que su filme guarda numerosas similitudes con el estilo de dicha trilogía. Esta nueva cinta recupera ese apego por un mundo real, aunque deja de lado la espectacularidad para enfocarse en lo crudo y oscuro de Gotham. Puede perder algo de «personalidad» visual, pues los trajes de sus personajes no son rimbombantes ni sus actitudes tan marcadas, pero esto juega mucho a su favor.

Y juega a su favor gracias a su guion. La historia de The Batman es, sin lugar a dudas, el retrato más certero que se ha hecho nunca de Gotham. Una gran ciudad podrida por dentro hasta los cimientos. La corrupción, el tráfico de drogas, las conspiraciones y el egoísmo lo han inundado todo. Y esto, que siempre se ha dejado ver en otras adaptaciones (la trilogía de Nolan volvía a ser el mejor ejemplo), adquiere en esta ocasión una nueva dimensión mucho más amplia e incisiva. Gotham es un personaje más de la historia. Es un mundo terrible y Reeves no solo no lo esconde, sino que lo magnifica, se recrea en ello. El resultado es formidable. Y ahí es donde entra en juego Batman.

The Batman

El cineasta también toma con su protagonista una decisión muy inteligente. Sabe que todos conocemos a Batman, que no es necesario plantear una vez más el asesinato de sus padres, su entrenamiento o su llegada a Gotham. Son detalles que están ahí, que definen al enmascarado pero que no hace falta volver a mostrar. Reeves pasa directamente al meollo del asunto. De esta forma, lo que vemos en The Batman es a un justiciero joven que busca su sitio entre las sombras de la ciudad. Es un héroe de acción dotado de todo tipo de habilidades y lo demuestra una y otra vez, pero también es inexperto y puede cometer errores, no es infalible. Es, además, una persona muy introspectiva, callada, con mucho mundo interior. Sus monólogos inicial y final son de lo mejor de la película. Quiere dominarse a sí mismo y a sus emociones para poder demostrar quién es. Todo porque hizo una promesa, acabar con el mal que mató a sus padres. Vengar a los inocentes.

Robert Pattinson, que desde hace ya muchos años ha demostrado haber dejado atrás la saga Crepúsculo hasta consolidarse como uno de los mejores actores de su generación, está sublime. Su Batman es la perfecta representación de lo que el guion le pide. Presencia entre las tinieblas, detective sagaz y justiciero que inspira temor en los criminales. El actor se ha volcado en cuerpo y alma para llenar a su versión del héroe de ese aura fascinante e inquietante que debe acompañarle. Y lo hace a la perfección. Es uno de los mejores Batman que se han visto nunca en pantalla. La parte negativa, aunque no es culpa suya, es el alter ego Bruce Wayne. The Batman se centra tanto en definir a su héroe que se olvida de la persona bajo la que se esconde. Este Bruce no es ese animal social, ligón y ricachón. Es un hombre mucho más frío, callado y siniestro. Apenas hay cambio de personalidad con respecto a Batman y eso no le sienta demasiado bien. En cualquier caso, sus apariciones llegan con cuentagotas, por lo que tampoco es un problema grave.

The Batman

En lo que se refiere a la propia trama, esta se cocina a fuego lento. En todo momento están ocurriendo cosas, pero se toma todo el tiempo del mundo en contar lo que quiere contar. The Batman se divide en tres actos muy diferenciados que ayudan a no perder el ritmo. El inicio es glorioso y se encuentra entre lo más potente del cine de superhéroes. Reeves, que firma una dirección gloriosa, nos presenta a los personajes, sus personalidades y sus motivaciones con total claridad. También el caso de Enigma, a quien por fin se le otorga la fuerza y el tenebrismo que merece después de haber sido siempre un villano «ridículo» de segunda categoría. A partir de su primera media hora, la película es puro cine noir, detectivesco y heredero directo de David Fincher. El caso a resolver es muy sucio y entretenido, acercándose a la esencia de los mejores cómics de Batman: Año Uno, El Largo Halloween… El tono es muy serio y solemne y, además, goza de numerosas escenas de acción violentas y muy bien rodadas (a excepción de una caótica persecución en coche) que satisfarán a todo el que haya pagado su entrada en busca de guantazos y explosiones. El final también es fabuloso, volviendo a acercarse al género superheroico y a la idiosincrasia propia de Batman como ese héroe que Gotham necesita.

The Batman redondea su propia maestría acompañando a Pattinson de secundarios de lujo, destacando a Zoë Kravitz como Catwoman. Las escenas que comparten Selina y Batman vuelven a ser las mejores y más fieles a sus historias comiqueras. La química entre ambos actores es innegable, desatando un torbellino de emociones dentro de una tensión brutal e hipnótica. The Bat and The Cat. También dan la talla Colin Farell como El Pingüino, Jeffrey Wright como James Gordon, John Turturro como Falcone, Andy Serkis como Alfred y Paul Dano como un terrorífico y excéntrico Enigma. A todo ello hay que sumar una fotografía excepcional, llena de planos generales muy bien medidos y con una iluminación preciosa; y una banda sonora excelsa con la que Michael Giacchino culmina la obra de Reeves.

The Batman

En resumen, The Batman es una de las mejores adaptaciones que se han hecho nunca del superhéroe. Juega con el realismo y la crudeza de una Gotham más podrida que nunca, y se adentra de lleno en el cine de detectives noventero para darle una nueva dimensión al género de superhéroes cuando más falta le hacía. Los aficionados a películas del estilo de Seven y Zodiac saldrán totalmente satisfechos. Y, pese a su larguísima duración, tres horas, en ningún momento se atasca ni se hace pesada. Algo muy reseñable teniendo en cuenta el sosegado ritmo del que hace gala para construir su trama. Aunque es cierto que algunas escenas son demasiado expositivas y facilonas, los fans del personaje verán recompensada la larga espera que han sufrido para volver a ver al Caballero Oscuro en una película en solitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: