‘El vuelo infinito’ de Fran Pintadera

El vuelo infinitivo
                       El vuelo infinitivo

El vuelo infinito de Fran Pintadera. Ilustraciones de Alejandra Acosta. Editorial Kalandraka, 2021. Cartoné, 150 x 235 mm., 48 pp., 14 € (+8 años).

Por José R. Cortés Criado.

“Soy un ave del norte. / Lo sabe el lago en el que me reflejo. […] Soy un ave del sur. / Lo sabe el lago en el que me reflejo”. Fran Pintadera: El vuelo infinito.

Excelente poemario de gran carga lírica que te relaja y te anima a seguir el vuelo de esas aves que todos los años vemos pasar sobre nuestros cielos en busca de su nuevo espacio para vivir.

El libro se estructura en cuatro partes: norte, antes de partir, el viaje y sur. Los títulos de los apartados son muy ilustrativos para que el lector sepa a qué se va a enfrentar. Así que las aves comienzan a organizar su migración recordando su identidad; sigue despidiéndose del entorno y sueñan con el cielo por donde viajarán; comienza la ruta y vibran con lo que les espera, para arribar al sur y reconocerse en lo que fue su hábitat la temporada pasada.

Con esta metáfora de la vida viajamos entre el norte y el sur, puntos de referencias de las aves en su peregrinar, guiados por Fran Pintadera que tiene la capacidad de observar las aves, su plumaje, su vuelo y comprender esas bandadas que dibujan estelas en el cielo mientras avanzan.

Los versos que componen estos poemas son variados; los hay libres, con rima tradicional y formando caligramas. Todos ellos nos llevan a ese mundo de la ornitología para apreciar sus vuelos y sus rituales ancestrales.

Los poemas están acompañados de unas bellísimas ilustraciones de Alejandra Acosta, que ha reflejado el mundo aviar con aspecto femenino. Las aves tienen cuerpos de mujeres y cabeza de pájaros. El valor simbólico de las imágenes es muy expresivo; la forma de hacer de la autora, es muy personal.

Es un buen libro, con una muy cuidada presentación, que impresionará a los pequeños lectores y los acercará a las emociones a través del vuelo de las aves.

Este libro quedó finalista en el XI Premio Internacional Ciudad de Orihuela para niños y niñas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: