‘Chófer de sandía’ de Antonio Rubio

Chófer de sandías
Chófer de sandías

Chófer de sandía de Antonio Rubio. Ilustraciones de Emilio Urberuaga. Editorial Kalandraka, 2021. Cartoné, 36 pp., 220 x 220 mm., 13 € (+ 4 años).


Por José R. Cortés Criado.

“Esto que cuento es verdad, / prometo que no es mentira, / que en la tal Cucurbi-city / solo hay autos de hortaliza.” Antonio Rubio: Chófer de sandía.

Simpatiquísima historia en verso que nos trae Antonio Rubio de algo inverosímil pero muy deseable. Los lectores disfrutamos con tan ingeniosa idea: que una planta crezca en al Gran Vía, que su fruto sea la sandía y termine convertida en un automóvil gracias a la habilidad de una niña. El texto en versos octosílabos asonantados nos recuerda las narraciones orales.

Este canto ecológico en medio de una ciudad de asfalto y hormigón es una esperanza para erradicar la contaminación en las ciudades. El autor nos muestra la ciudad, donde todos andan con sus preocupaciones y no reparan en la existencia de una planta tan singular que, además, trepa por una farola y ofrece enormes frutos.

Está claro que en lugares inhóspitos es capaz de surgir algo bueno, aunque sea de parte de una humilde semilla de una planta poco delicada en una ciudad destructiva de cualquier atisbo de vida sana.

Frente a esa sociedad, fácilmente reconocible en sus calles, bloques de pisos, vallas publicitarias, aglomeración de coches, enorme polución…donde todos tienen prisas, la mirada inocente de la infancia, espontánea y creativa, transforman la ciudad en un lugar bello, coloristas y saludable.

Como complemento y amplificador del texto hay unas ilustraciones del maestro Emilio Urberuaga llenas de vida y color. Gracias a su habilidad y a sus trazos cargados de expresividad notamos que ese sueño ecológico es posible y la ciudad se puede transformar en un lugar divertido y acogedor.

Los pequeños detalles de cada lámina amplifican lo narrado y lo dibujado. Los lectores atentos disfrutarán de la presencia de perros, gatos, pájaros, flores que comparten protagonismo con las personas y la majestuosa planta que ofrece enormes frutos verdes.

Otro libro para soñar despierto en un mundo mejor, que hará pasar un buen rato a los lectores sin distinción de edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: