Los mejores cortes de carne en España

Cortes de carne
Carne a la parrilla

Para los que les gusta la carne, conocer cuáles son los mejores cortes es fundamental. Por ejemplo, no es lo mismo hacer una parrillada con la carne adecuada como un lomo alto de ternera o un solomillo que con la primera que hemos podido comprar. Aunque parezca sencillo elegir el corte de carne correcto, para muchas personas puede resultar complicado y lo mejor es seguir toda una serie de recomendaciones en cuenta antes de ponerlo sobre la parrilla.

La mayoría de los especialistas en carnes creen que los mejores cortes de carne de res se encuentran en el lomo del animal. La razón  es que en este lugar los músculos del animal están poco ejercitados y se acumula la grasa.

También para un consumidor habitual de carne es importante encontrar una carnicería especializada en carnes de calidad cuyos especialistas nos sepan orientar según nuestras necesidades. En 3 claveles conocen todo sobre la carne y las herramientas que hay que utilizar para cortarla. Es importante asegurarse que el lugar donde se compra la carne el corte sea de confianza y tenga buena reputación.

Los cortes de carne más conocidos

Elegir un buen corte de carne es fundamental a la hora de disfrutar de un buen segundo plato en nuestra mesa. Entre los más sabrosos de España está el solomillo, el lomo alto, el lomo bajo, la tapilla, la babilla, la cadena, la tapa, la contra y el redondo. Por ejemplo el solomillo es uno de los mejores cortes de carne en España, ya que sus fibras son cortas y suaves y cuenta con un sabor exquisito lo que resulta perfecto para la plancha o la parrilla.

También se puede comprar carne para cocinarla al horno o en estofado como el rabillo de cadera, el pez, la espaldilla, el brazuelo, el pecho o la aguja.

En cuanto los cortes más populares para la parrilla argentina son Rib eye, T-bone, Arrachera, New York, picaña, Tomahawk o Cowboy, entre otros.

Consejos a la hora de comprar carne

El primer consejo es prestar siempre atención al color de la carne ya que cuanto más roja está, más fresca estará. También si se detecta algún olor ácido o agrio no hay que comprar la carne porque lo más probable es que esté en mal estado.

En cuanto al grueso del corte de carne debe oscilar entre los 2.5 centímetros y 3.5 centímetros como mínimo. Además hay que tener en cuenta el envasado y vigilar que cuando lo compramos en algún supermercado no esté roto o modificado. En la mayoría de las carnicerías tienen una envasadora al vacío perfecta para conservar la carne o congelarla cuando es necesario.

También es importante contar con cuchillos profesionales y de calidad comprobada si vamos a cortar nosotros mismos la carne. Incluso adquirir un guante de malla de acero para evitar cualquier percance si lo hacemos en casa. Para cortar la carne hay que contar con habilidad y experiencia para evitar cualquier tipo de riesgo y asegurar que la carne esté cortada de la forma correcta.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: