‘Love.com’ de Beatriz Osés

Love com
Love com

Love.com de Beatriz Osés. Ilustraciones de Mónica Armiño. Edebé, Colección Brian Mcneill, 2021. 130 x 195 mm., 128 pp., (+ 10 años).

Por José R. Cortés Criado.

 

“Si el caso se encontraba en manos de un policía novato, un chico de doce años y un terrier irlandés, iban apañados.” Beatriz Osés: Love.com

En este segundo volumen de la colección vemos a sus tres protagonistas ocupados de un caso muy extraño que tiene embaucado a medio aldea irlandesa en la que viven cincuenta vecinos bastante curiosos.

El joven Brian Mcneill tiene doce años, el pelo cortado a la taza y es Asperger, un trastorno del espectro autista. Connolly, el policía es un novato que a veces es llevado en las indagaciones por el chico; el tercero del trío es Anónimo, un perro que en determinados momentos nos hace llegar sus pensamientos por medio de la escritora.

Pues en ese lugar, donde nunca pasa nada, ocurren más cosas de las previstas. En esta ocasión Brian sale de paseo con su perro y se encuentran un cadáver al pie del acantilado. Es el anciano Nolan, que días antes pretendió que el párroco lo casase con su novia virtual.

A partir de aquí todo son conjeturas, que si lo empujaron, que si se suicidó, que si…y hasta aparecen tres sospechosos, que si su cocinera de toda la vida, a la que prometió dejarle su herencia hasta que cambió el testamento a favor de su novia Kira, un holograma maravilloso, amable y cariñoso; que si su vecino con el que lleva cuarenta años disputando una linde de la finca, que si…

Tras algunas peripecias con participación de todos los vecinos, incluida la joven forense, de la que está enamorado el policía, y saber que el cantinero también estaba prometido con otra chica virtual que toma ensalada 3D y batido RAM con sabor a mega y bytes desnatados para cenar, logran descubrir el misterio.

Interesante historia, escrita de manera muy ágil. Se lee de un tirón. Ese niño que siempre dice la verdad, aunque sea inoportuna, ese policía algo perdido que anda enamorado, pero es muy torpe para declararse y ese perro que lo que más quiere es comer salchichas te hacen pasar un buen rato.

Seguro que esta colección tendrá el éxito que las otras escritas por Beatriz Osés, Albert Zimmer y Erik Vogler, en ellas se mezclan asesinatos, misterios, malentendidos con grandes dosis de humor e ironía que nos hacen sonreír en más de una ocasión.

El texto está acompañado de ilustraciones a todo color de Mónica Armiño que complementan la trama y nos muestran a los habitantes de la aldea y su entorno.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: