5 consejos prácticos antes de hacer una mudanza

Mudanza
5 consejos prácticos antes de una mudanza

Hacer una mudanza se puede convertir en toda una pesadilla para cualquier familia. Una prueba de fuego incluso para las personas más tranquilas. Por eso lo mejor es planificarla con bastante tiempo e intentar seguir los pasos más adecuados para que salga lo mejor posible. Os vamos a dar 5 sencillos consejos para que organizar una mudanza sea más fácil y no se convierta en un problema. ¡No os los perdáis!

1. Deshazte de todo lo que no necesites

El primer consejo que os damos es que os deshagáis de todo lo que no necesitéis. ¿Para qué vais a llevar a la nueva casa objetos que no habéis usado en años? Por ejemplo, ese peso de baño sin pilas que está en el suelo y que nadie utiliza. Lo más práctico es hacer limpieza en la casa antigua y tirar todo lo que se pueda. Ten en cuenta que al pedir el presupuesto mudanza el espacio que ocupen esas cosas te puede costar dinero. Lo mejor es deshacerse de las cosas que no valen para nada antes de la mudanza.

2. Guarda las cosas blandas en bolsas

Otra buena idea puede ser meter todos los objetos blandos o que se puedan doblar en bolsas ya sean de basura o de otro tipo. Por ejemplo, las mantas, los edredones, los cojines, las almohadas… Servirán para ocupar los espacios libre en el camión de mudanzas. Ciérralas  bien con cinta aislante para que no se salga en el trayecto.

3. Busca el mejor servicio de mudanzas

Si tienes tiempo, organiza con calma la mudanza. Compara los precios y lo que ofrece cualquier servicio de mudanzas. Es importante saber cuál es el precio del alquiler furgonetas mudanzas y qué tipo de servicio ofrece. Elige el más adecuado a las necesidades de tu mudanza.

4. Prepara tu llegada a la nueva casa

Antes de mudarte a tu nueva casa, intenta preparar tu llegada. Por ejemplo, pinta las paredes de tu casa antes de tener todas las habitaciones llenas de cajas. Es mucho más fácil y práctico pintar una casa vacía de objetos que con todo por en medio. También haz reformas como el cambio de ventanas, el suelo o los azulejos del baño o la cocina. Intenta que cuando vayas a hacer la mudanza, la casa ya esté para vivir en ella. También contrata suministros como la luz, el agua, el teléfono, el wifi o el gas natural.

5. Ten paciencia

Los días de mudanza son muy estresantes para toda la familia. Son días muy estresantes que ponen de los nervios hasta a los más tranquilos. Abrir las cajas y colocar todas las cosas también es una tarea complicada. Seguro que das cuenta de que te has llevado en la mudanza cosas que no necesitas. Aprovecha también para tirarlo porque seguro que ocupa un lugar que puedes utilizar para otra cosa. Asume desde el primer momento que las mudanzas son muy estresantes y que pueden convertirse en una época de crisis para toda la familia. No desesperes: lo mejor de las mudanzas es cuando acaban y puedes disfrutar de la tranquilidad de tu casa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: